La actualidad de la industria del casino online en España

Ya ha pasado casi una década desde que se legalizaron los juegos y apuestas online en el territorio español. Hasta la fecha, se puede asegurar que el marco regulatorio implementado ha sido excepcional y un modelo a seguir para los demás países. Al cierre de 2020, el sector registró ganancias superiores a los 350 millones de euros, presentando un crecimiento por encima del 28%.

Parte del éxito se ha debido al riguroso trabajo de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). El ente se ha encargado de licenciar y vigilar a las distintas empresas del mercado a través de estrictas normativas. No obstante, las más recientes exigencias establecidas han causado algo de polémica al respecto, ¿Podrán estas derrumbar todo el auge de la industria?

¿Qué es la Ley Garzón?

A partir del 3 de noviembre de 2020 se puso en marcha lo expuesto en El Decreto Real N°958. Este conjunto de nuevas regulaciones ha sido conocido también como Ley Garzón, la cual involucra tanto a establecimientos físicos como a sitios online del sector. Su principal propósito es el de evitar conductas adictivas en jugadores, resguardando así a los usuarios más vulnerables.

Publicidad reducida

Si bien el Decreto Real N°958/2020 es bastante amplio y especifico, básicamente se concentra en tres aspectos. Uno de los cambios más significativos gira en torno al mundo del marketing de las empresas de esta industria. Las modificaciones al respecto dieron un giro de 180° a la manera acostumbrada de hacer publicidad, destacaron entre estas:

Horario limitado

Toda aquella publicidad ofrecida por las distintas organizaciones del sector en radio o televisión, será permitida exclusivamente entre las 1:00 y 5:00h.  Dicha restricción tiene como fin evitar que menores de edad puedan acceder fácilmente a este tipo de contenido. Del mismo modo, quedan prohibidos los testimonios de ganadores como metodología de mercadeo.

No obstante, las restricciones no han evitado que algunos youtubers realicen captura pantalla y retransmitan en vivo mientras juegan en casinos online. Cabe destacar que generalmente este tipo de videos no se divulgan con fines publicitarios, sino a modo de evaluación de acuerdo a la experiencia.

Los famosos no podrán ser voceros de la marca

Otro de los puntos enmarcados dentro del ambiente propagandístico ha sido prohibir la aparición de famosos en comerciales relacionados con empresas de la industria. Entre este tipo de personajes se incluyen: deportistas, cantantes, actores, presentadores de tv, entre otros.

No más patrocinadores

Quizás el aspecto más controversial de todos ha sido el veto a los patrocinios en equipos deportivos españoles. Esto ha traído consigo una disminución en los ingresos para las selecciones del país, de allí la polémica al respecto.

Aunque parezca innecesaria e incluso absurda dicha decisión, muchos jóvenes terminaban en portales de apuestas promocionados por su conjunto de fútbol favorito. Varias de estas prácticas terminaron en conductas adictivas, incluso en ocasiones involucraron a menores de edad.

Adiós a las bonificaciones para nuevos usuarios

Otro de los cambios significativos en esta nueva regulación es la prohibición de los llamados bonos o paquetes de bienvenida. A partir de mayo 2021, ningún casino o site de apuestas online español puede recompensar a un usuario por registrarse en la plataforma. Con esta normativa se pretende evitar que los jugadores sean atraídos por ofertas engañosas, las cuales exigían condiciones casi imposibles de cumplir.

En consecuencia, los sitios de apuestas en línea han sido despojados de una de las herramientas de marketing más utilizada para ganar clientela. Por lo cual, estas empresas deben replantear las políticas que venían adaptando frente a los nuevos usuarios. De igual modo, cambiar sus estrategias de mercadeo para conseguir suscriptores y sobresalir ante un mercado tan competitivo.

Otras promociones

A pesar de las restricciones en bonos para nuevos clientes, los casinos online aún pueden incluir promociones para sus usuarios regulares. Sin embargo, las ofertas deben ser remitidas a cuentas con más de 30 días registradas y que estén previamente verificadas. Es probable que este tipo de recompensas sufran un cambio en sus condiciones haciéndolas más flexibles para el jugador.

Puntos a favor

Pese a que parezca imposible conseguir un beneficio entorno a la eliminación de este tipo de promociones, sí que las hay. Una de las ventajas es la desaparición del “rollover”, el cual establecía depositar cierta cantidad de veces el dinero del premio para poder reclamarlo. Este condicionamiento sorprendía a los jugadores que se dejaban llevar por el valor de la recompensa, pero, finalmente se sentían estafados al no recibir lo ofrecido.

Se espera en un futuro próximo bonificaciones con mejores condiciones, donde los incentivos sean reales. La eliminación de figuras como el rollover se convertiría en una excelente ventaja para los usuarios.

Restricciones de los juegos gratis

Los nuevos cambios en esta modalidad los determina el Real Decreto 958/2020 en su artículo 14: “Aplicaciones de juego gratuito”. Actualmente queda prohibido que los usuarios españoles accedan a las versiones de prueba de los juegos, a menos que estén registrados en el casino online. De esta manera, la ley busca que los menores de edad no tengan acceso a estas prácticas.

Asimismo, como protección a los usuarios del casino en línea, las versiones demo no deben ofrecer falsas expectativa. Por lo tanto, no pueden ser manipulados para que al jugarlo gratis la dinámica ofrezca condiciones diferentes a cuando se apueste dinero real. Lo ideal es que la experiencia sea exactamente la misma y el usuario pueda determinar conscientemente si quiere arriesgar su dinero en determinado título.

¿Qué efectos pueden traer las nuevas regulaciones?

A casi un año de la implementación de la denominada Ley Garzón, no se ha determinado aún ninguna baja considerable en el sector. Pese a que parezcan algo estrictas, estas normativas solo buscan resguardar a los jugadores españoles y evitar conductas ludópatas. Hasta el momento ha sido una decisión bastante acertada, sobre todo en relación a los menores de edad.

Si bien no se puede negar que las empresas han perdido algo de publicidad, han buscado otros métodos para incentivar a sus usuarios. Día a día aumentan la calidad de sus juegos y las dinámicas se vuelven más realistas. Contrariamente a lo que se podía pensar, estas nuevas políticas podrían terminar de consolidar la industria del juego y las apuestas online en España.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*