Los tipos de inversiones más populares

Tras el último año y medio de pandemia que nos ha tocado vivir y que tan negativamente ha afectado a la economía, sumiendo inicialmente a los mercados en una tendencia a la baja, las señales de recuperación y crecimiento que se vislumbran a poco más de un mes de la finalización de 2021, están dando lugar a que los ahorradores se estén planteando en la actualidad dónde o cómo invertir, aconsejándoles los expertos y analistas, pese al optimismo reinante, que sean selectivos.Frente a esa cuidadosa postura, otros asesores apuestan por la diversificación entre los diferentes tipos de inversiones existentes. De este modo, los inversores reducirán considerablemente sus riesgos y podrán aumentar sus fondos o patrimonio.Son muchas, en concreto, las clases de inversiones que hay. Entre las más populares cabe destacar:

 Las inversiones en propiedad de activos:

  • Negocios. Iniciar una actividad empresarial en torno a un producto o servicio es una de las mejores formas de inversión, pues teóricamente son muy altos los retornos, si las cosas van bien, aunque estas inversiones son de las más complejas ya que, además de dinero, requieren tiempo.
  • Inversión inmobiliaria. Se trata de una acción a largo plazo, pudiendo ser los activos toda clase de inmuebles: apartamentos, casas, oficinas, garajes, almacenes terrenos y/o fincas, etc. En este caso la inversión puede obtener rendimiento mediante el alquiler o por el incremento del valor de los activos inmobiliarios al cabo de los años. El rendimiento de la inversión inmobiliaria se generará mediante el crecimiento de los ingresos por alquiler, por un lado y, por otro, por la venta de los inmuebles una vez transcurridos algunos años tras su compra y remodelación.

1

  • Acciones. Posiblemente se trata de la inversión más conocida. Comprar acciones equivale a hacerse con la propiedad de una parte proporcional de una empresa, de manera que, como copropietario, se tiene derecho a tomar algunas decisiones o ser beneficiario de un porcentaje de las ganancias. Si son muchas las personas las que demandan acciones de la misma empresa, éstas aumentan su valor, si bien el valor total de una empresa varía en función del precio de sus acciones en el mercado de valores. Vender acciones por un valor superior al de su compra es otra de las maneras de obtener retorno con la inversión.
  • Crowdfunding. Supone invertir en ideas de negocio presentadas online de manera que, una vez hechas realidad, el inversor recibe acciones de la empresa.

Las inversiones alternativas:

  • Forex trading o mercado de divisas. El Forex trading es un tipo de inversión que se ha popularizado muchísimo en los últimos años. Se trata de invertir en divisas, operación con la que se pueden obtener grandes beneficios a corto plazo, si bien a costa de un riesgo alto, por lo que resulta fundamental conocer bien el mercado de divisas, en concreto el más grande del mundo, antes de empezar a operar. La manera de ganar dinero en el mercado de divisas es comprar a la baja la moneda de un país y venderla posteriormente al cambio más alto posible.
  • Criptomonedas. Son monedas virtuales o digitales, invirtiéndose en las mismas comprándolas o vendiéndolas en línea. La más popular es el bitcoin. Este tipo de inversión, que ha aparecido en los últimos años, es delicada. Hay que tener cuidado con la misma porque es una inversión volátil, que conlleva un riesgo alto, ya que las las criptomonedas son muy volátiles.

1

  • Objetos de valor. Se trata de elementos raros y escasos y por ello, de mucho valor, como por ejemplo diamantes, obras de arte, antigüedades… Esta inversión requiere conocer en profundidad cada uno de estos activos e implica manejar cantidades muy importantes de capital. Hay que tener en cuenta que los elementos pueden falsificarse, por lo que el riesgo de este tipo de operaciones es muy alto.
  • Oro. Se trata de un producto básico, que otrora se consideró dinero y forma parte de una categoría especial. Protege de la inflación porque cuando la misma aumenta, el valor del oro tiende a incrementarse. Invertir en oro, así, es una buena idea. Además, supone un contrapunto a las acciones, ya que suele moverse en sentido opuesto al de las acciones cuando tienen lugar recesiones en el mercado de valores. Asimismo, es un activo que preserva a largo plazo su valor y ofrece seguridad financiera ante la incertidumbre de los mercados y la inestabilidad política mundial.

Las inversiones donde se presta el capital:

Las más populares son los bonos y los depósitos bancarios. Implican asumir menores riesgos. Por ello suele obtenerse con estas inversiones una rentabilidad menor.

  • Bonos de empresas o gobiernos. Cuando vencen, una vez comprados, se recibe una tasa de interés concreta junto con la cantidad de capital inicial. Son inversiones más seguras que las acciones, por ejemplo, pero también conlleva riesgos porque las empresas pueden quebrar y/o las entidades gubernamentales incumplir.
  • Depósitos bancarios. Es un préstamo que se le hace a un banco durante un período de tiempo determinado a cambio de una tasa de interés previamente fijada. Transcurrido el plazo acordado, se recibe el capital inicial junto al importe del interés correspondiente. Son inversiones de bajo riesgo al estar el dinero invertido asegurado por el gobierno.

Los fondos de inversión:

  • Fondos mutuos. Herramientas de inversión que comprenden cantidades de dinero procedentes de muchos inversores, las cuales se invierten en diferentes tipos de activos, como bonos y acciones. Estos fondos los gestionan administradores profesionales o expertos que son los que realizan las inversiones para obtener beneficios o ingresos.
  • ETF (Exchange Traded Fund). Fondos que se negocian en el mercado de valores como acciones, fluctuando durante la misma jornada. Pueden comprarse directamente en el mercado de valores pero son iniciados y vendidos por administradores de fondos, que invierten en diferentes clases de activos. Los ETF pueden ser bonos, materias primas (commodities), acciones, etc. Su tendencia predominante es imitar los rendimientos de ciertos índices, como acciones, o invertir en acciones de determinadas industrias.
  • Robo-advisors. Son plataformas de inversión en línea que seleccionan automáticamente las inversiones para cada inversor en función de su perfil, monitorizadas por expertos en inversiones que invierten donde más interese al inversor, llegando a crear planes diversificados y muy personalizados.

Una vez conocidas algunas de las clases de inversiones más populares, ¿por cuál decidirse mejor? Los expertos aconsejan buscar el punto de equilibrio idóneo entre riesgo y rendimiento. Para acertar, la mejor opción es diversificar los fondos en diferentes tipos de inversiones hasta localizar los activos que se adapten a las necesidades óptimas de cada uno.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*