Pesimistas, pero esperanzados con la FP: así se perciben los jóvenes en tiempos del COVID19

Seis de cada diez jóvenes madrileños son más pesimistas tras la pandemia y ven el futuro más complicado, con menos oportunidades y peores salarios. Al mismo tiempo, se ven muy o bastante preparados para adaptarse al nuevo entorno tecnológico y digital, y confían en la formación profesional como la vía más segura en una carrera laboral.

Son las principales conclusiones del estudio elaborado por Sigma Dos, con entrevistas a jóvenes de entre 18 y 30 años residentes en la Comunidad de Madrid, y que han sido presentadas ayer en el foro digital Juventud & Futuro.

En el foro, moderado por Jaime Rodríguez, coordinador de Gran Madrid de El Mundo, han participado Nikolay Yordanov, director general de Juventud de la Comunidad de Madrid; Elisa Vigil, diputada del Partido Popular en la Asamblea de Madrid; Stribor Kúric, especialista en juventud y técnico del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud; y Rubén Gil, presidente de la asociación universitaria Move On.

El diálogo se desarrolló a partir de los resultados del estudio sobre, entre otros temas, percepción de los jóvenes sobre su situación actual, formación para el empleo, adaptación a los cambios socioeconómicos, el papel de las Administraciones públicas en el apoyo a los jóvenes, salud mental, o tolerancia.

Al hilo de los resultados del estudio, Nikolay Yordanov, director general de Juventud de la Comunidad de Madrid, ha afirmado no solo que la juventud es el futuro, sino también el presente de la sociedad, al tiempo que ha defendido el papel facilitador de las instancias públicas para apoyar a los jóvenes: “Desde la Administración Pública debemos acompañar a los jóvenes en todo aquello en que nos necesiten, pero, sobre todo, tenemos que hacer algo: no poner barreras.”

Durante su intervención, Elisa Vigil, diputada de la Asamblea de Madrid, incidió en que “Las universidades tienen que comenzar a adaptarse a los tiempos y las demandas que hay en la actualidad”, y añadió que “es la primera vez que en la Comunidad de Madrid tenemos más estudiantes en la Formación Profesional que en el bachillerato”.

Por su parte, Rubén Gil, de la asociación universitaria Move On, en línea con las perspectivas sobre empleo y formación que se desprenden del estudio, ha apuntado que “Precisamente, tenemos que apoyar a los jóvenes valientes que quieren aprovechar su conocimiento y experiencia en pro de la sociedad, creando nuevos empleos”.

Con respecto a la visión negativa de los jóvenes sobre su situación actual, Stribor Kuric, experto en juventud y sociólogo, ha matizado que, si bien la cuestión del futuro siempre ha estado presente entre los jóvenes, la pandemia ha vuelto más acuciante la preocupación ante un porvenir percibido como incierto.

¿Cómo perciben los jóvenes su futuro profesional? ¿Se consideran preparados para los desafíos del mercado de trabajo y los cambios tecnológicos? ¿Qué esperan de las Administraciones públicas?

Las conclusiones del estudio muestran que la salida progresiva de la crisis de la pandemia presenta desafíos específicos para los jóvenes.

Y es que no sólo se muestran más pesimistas (un 60,2 % de los encuestados, y, específicamente, un 71,1 % de las mujeres, así se declaran), sino que perciben con preocupación su salud mental y emocional: apenas el 3 % de los encuestados considera que los jóvenes gozan de buena salud mental, con la ansiedad ante el futuro (27,1 %) y la depresión (26,5 %) como dos de las afecciones que más les preocupan.

De cara a prepararse para el futuro, los jóvenes confían más en la formación profesional. Por esta opción se decanta un 39,8 %, frente al 10,3 % que indica que la opción más adecuada son los grados universitarios, un dato, como han coincidido los participantes del foro, que refleja la cuestión de la empleabilidad y que se condice con la demanda de más plazas y programas de formación profesional, como han señalado Nikolay Yordanov y Elisa Vigil.

En cuanto a empleo, el 51,8 % de los encuestados se percibe de mayor como trabajador por cuenta ajena, mientras que un 25 % piensa en ser funcionario/a. Entre las mujeres jóvenes se observa una mayor actitud emprendedora: un 23,7 % de las encuestadas se ve de mayor como emprendedora o empresaria.

El estudio también muestra que la ayuda al empleo y el acceso a la vivienda son los dos ámbitos en los que, según los encuestados, las administraciones públicas deberían centrar sus políticas para la juventud.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*