Izquierda Unida Majadahonda se opone al uso de drones de vigilancia masiva

Imagen de Pok Rie en Pexels

Izquierda Unida presentó el pasado 28 de diciembre un escrito de alegaciones ante el Reglamento de uso de aeronaves pilotadas a control remoto por el Cuerpo de Policía Local de Majadahonda aprobado inicialmente el pasado 29 de julio y al que solo Izquierda Unida presentó aportaciones durante la fase de consulta ciudadana previa.

Izquierda Unida considera que este reglamento careció del debate necesario tanto por el momento de sus tramitación como por las formas en las que el Ayuntamiento lo ha realizado y considera que una prueba de ello la escasísima participación de la consulta que además no obtuvo sus frutos ya que el equipo de gobierno municipal desestimó todas las propuestas realizadas.

Izquierda Unida, no obstante, considera que en el fondo de la cuestión está el modelo de seguridad ciudadana para Majadahonda:

Por un lado, se encuentra la propuesta presentada por el Partido Popular y VOX que no ha tenido tampoco una gran contestación por parte del resto de grupos de la corporación, una propuesta basada en el uso de costosos dispositivos tecnológicos de vigilancia masiva que diversas instituciones europeas ya han señalado como potencialmente lesivos para la privacidad y la protección de datos de los ciudadanos. El uso de los dispositivos no está justificado ya que ni Majadahonda presenta altas tasas de criminalidad violenta ni estos dispositivos son útiles para luchar contra algunos de los delitos que más crecen como son los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, de acuerdo con los datos del balance de criminalidad elaborado por el Ministerio del Interior.

Por otro, la propuesta de Izquierda Unida que consiste en impulsar un modelo de seguridad basado en un enfoque comunitario que no trabaje exclusivamente la persecución del delito sino también su prevención. Estos modelos apuestan por un trabajo de los servicios policiales en colaboración con la comunidad y los actores que la componen, fomentando la confianza y la cooperación al tiempo convirtiendo a los vecinos y vecinas en sujetos activos en la construcción de la convivencia en el municipio.

Héctor Muñoz, portavoz de la Asamblea de Izquierda Unida en Majadahonda, comentó: “la seguridad no se puede construir en base a poner los derechos fundamentales de las personas en peligro. Un municipio seguro es aquel en el que se construyen fuertes lazos comunitarios entre los vecinos alrededor de los servicios públicos como garantía de la convivencia y los derechos de todas las personas”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*