Izquierda Unida Majadahonda demanda mayor participación ciudadana en la elaboración de la nueva normativa de terrazas

Foto: IU Majadahonda

Izquierda Unida ha presentado sus propuestas al respecto de la posible modificación de la ordenanza que regula las terrazas de los locales de hostelería en el marco de la consulta pública abierta por el Ayuntamiento de Majadahonda al respecto.

Para la formación de izquierdas, la normativa que regule las terrazas se debe basar fundamentalmente en un equilibrio entre las necesidades de los hosteleros por un lado y los derechos de los vecinos y vecinas por otro. Entre los derechos que Izquierda Unida considera que deben salvaguardarse se encuentran, entre otros: el del uso y disfrute del espacio público, el derecho al descanso y también el derecho a la accesibilidad y la movilidad peatonal.

Para Izquierda Unida, uno de los problemas que tiene esta iniciativa es que en la documentación aportada por el Ayuntamiento existe un grave déficit en el análisis de la situación. Por un lado, no se ha hecho una evaluación de la actual ordenanza para valorar su grado de cumplimiento ni tampoco para valorar cuáles han sido los problemas que ha solucionado y cuáles no. En este sentido, la formación plantea que uno de los principales problemas de la actual ordenanza es la forma arbitraria en la que el Ayuntamiento la hace cumplir, habiendo preceptos que son directamente ignorados y otros que no son aplicados con el mismo rigor a todos los locales.

Por otro lado, también existe un grave déficit en el análisis de las nuevas necesidades que se deben afrontar, ya que no se ha hecho un diagnóstico de la situación contando con la participación de hosteleros, vecinos y vecinas, así como otros agentes sociales. Héctor Muñoz, portavoz de la asamblea de Izquierda Unida en Majadahonda, comentó: “La participación de los vecinos y vecinas en la revisión de la ordenanza de terrazas no se puede ventilar con una consulta pública que no ha tenido ninguna publicidad , que comenzó justo después de un puente y que termina en mitad del periodo navideño, el Ayuntamiento debe hacer mucho más”.

Izquierda Unida ve un grave riesgo en que esta modificación de la ordenanza pretenda convertir una situación excepcional ,como la que vivimos en la actualidad provocada por la pandemia de la COVID-19 ,en la norma habitual y que esto termine implicando una mayor privatización y mercantilización del espacio público, el aumento de las barreras arquitectónicas en las calles y plazas del municipio debido a la proliferación de estructuras permanentes y un descenso de la calidad de vida de los vecinos y vecinas alrededor de los establecimientos hosteleros.

El portavoz de la Asamblea de Izquierda Unida en Majadahonda añadió: “Nadie duda del impulso que necesita el sector de la hostelería a causa de la pandemia, pero este no puede ser a costa de la calidad de los vecinos y vecinas, ni de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, ni tampoco suponer un agravio comparativo con otros comerciantes que también desarrollan actividades fundamentales para la vida del municipio”.

Una vez registradas sus sugerencias a la consulta pública, Izquierda Unida manifiesta que se mantendrá al tanto de los próximos pasos que de el equipo de gobierno municipal y que pondrá sus esfuerzos en informar a la ciudadanía y trabajar conjuntamente para que la normativa garantice la convivencia en el municipio y el equilibrio entre las distintas necesidades.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*