¿Cómo saber si tengo Ginecomastia? Sculpture Clinic resuelve tus dudas

La inflamación del tejido mamario o ginecomastia no es algo que se deba asociar al género femenino (aunque pueda presentarla), hay que hacerlo con el masculino que es quién más lo padece.

En los hombres, esta dolencia, además de ser algo anatómico y clínicamente anormal, conlleva un padecimiento psicológico importante.

Ante la duda y la necesidad de respuesta a Cómo saber si tengo ginecomastia, la solución está en la consulta con el Dr. Miguel Fernández Calderón, cirujano plástico, reparador y estético de Sculpture Clinic, y en sus estudios, vídeos y publicaciones.

¿Qué es la ginecomastia?

La Ginecomastia es un aumento del tejido mamario no como consecuencia de la grasa sino como consecuencia de una alteración hormonal. En el género masculino se produce cuando este desequilibrio hace que los estrógenos prevalezcan frente a la testosterona.

Puede presentarse de forma repentina y remitir por sí sola, pero este no es el caso más frecuente, ya que por lo general aparece durante la pubertad e ir en aumento de no ser correctamente tratada.

Los síntomas pueden ser similares a los de la pseudo ginecomastia, que es la producida por la grasa y no conlleva alteración glandular. Por ello es muy importante contar con unas buenas pruebas diagnósticas y un experto que sepa interpretarlas a la perfección de cara a no confundirlas. Los signos más frecuentes son:

  • Tejido mamario inflamado y molestias en la zona
  • Sensibilidad excesiva en las mamas y en los pezones.
  • Desigualdad en el tamaño de ambas mamas y abultamientos no patógenos
  • Secreciones lácteas propias del proceso de la gestación femenina.

El diagnóstico se centrará en primer lugar en descartar la presencia de cáncer de mama, para lo cual se realizará una mamografía y diversas pruebas analíticas. Entre esas pruebas se efectuarán las que den el perfil hormonal que por lo general es el causante de este aumento de pechos en los hombres.

El tratamiento irá siempre encaminado a equilibrar el sistema hormonal mediante medicación y ya dependiendo de los resultados y del alcance físico que presente, y su severidad, puede ser necesaria la intervención quirúrgica.

Los tipos de cirugía que se usan para eliminar físicamente esta inflamación son la liposucción láser y la mastectomía.

Resulta evidente que la primera es menos invasiva que la segunda, pero hay determinados casos en los que no hay más remedio que recurrir a ella para que el torso del hombre no se vea afeminado y el sufrimiento psicológico desaparezca.

Aunque requiere de anestesia general y está considerada como una cirugía mayor la recuperación suele ser muy rápida si se siguen las pautas postoperatorias; como son el uso de una faja, la higiene adecuada y la limitación del esfuerzo físico durante al menos 15 días, no tiene por qué presentar efecto adverso a posteriori.

Este padecimiento que tantos problemas puede causar, tanto a nivel físico como psicológico, tiene un alto grado de curación siempre y cuando se contacte con la cínica adecuada, como es el caso de Sculpture Clinic, y se cuente con los mejores especialistas y medios para proceder a su tratamiento.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*