Ventajas del financiamiento de maquinaria electrónica industrial

La maquinaria industrial siempre se ha caracterizado por ser muy cara y por requerir mucho sacrificio para las empresas del sector. Son máquinas complejas, pesadas, difíciles de adquirir y de mantener.

El financiamiento de esta maquinaria ha llegado a través del renting. El renting es el alquiler de uno o varios bienes a cambio de pagar una cuota periódica, ya sea mensual o anual. También hay otro tipo de financiamiento como es el leasing. Es igual que el renting, pero con la diferencia de que con el leasing al final del periodo de contrato puedes adquirir ese bien en propiedad con una opción de compra al final.

Antes de optar por el renting o el leasing se puede realizar previamente una consulta online o por teléfono. También está la opción interesante de realizar una simulación en la web para ver lo que te costaría el alquiler y las cuotas a pagar.

Cuando una empresa se interesa por el alquiler de máquinas electrónicas industriales, el funcionamiento es sencillo: se decide el bien o bienes a contratar, se realiza el contrato y se establece por ello una cantidad de dinero a pagar periódicamente durante el tiempo de uso y al final de la operación se decide si se adquiere el bien, en este caso la maquinaria industrial. En la web de la empresa de leasing y renting de maquinaria electrónica industrial puedes consultarlo todo.

La demanda del alquiler de la maquinaria industrial está aumentando ya que presenta varias ventajas:

  • Lo primero de todo es la posibilidad de poder adquirir maquinaria sin una gran inversión inicial. Las empresas o particulares podrán dedicar esta inversión a otros aspectos y tendrán igualmente la maquinaria disponible.
  • Ahorro de una gran cantidad de impuestos. La deuda de los bienes no aparece oficialmente en ningún documento público. El alquiler es un gasto de empresa, por lo que se puede deducir. Obtienes beneficios fiscales, como el IVA o el seguro de los bienes que alquilas.
  • Posibilidad de elegir y probar las máquinas sin ningún tipo de compromiso ni riesgo. Una vez finalice el contrato, podrás reemplazar la maquinaria por modelos superiores o adquirirla en propiedad en el caso del leasing. No estás atado al producto, y si no te gusta o no funciona lo puedes intercambiar por otro. Puedes probar varios y no invertir todo tu dinero en uno solo, asumiendo todo el riesgo en una elección que puede marcar el futuro de tu empresa.
  • La forma de pago para el alquiler de la maquinaria. Se puede pagar en cómodos plazos (mensuales, semestrales o anuales) y teniendo en cuenta las necesidades y presupuesto del cliente.
  • Mantenimiento y reparaciones. La empresa de renting es la que se encarga de los costes de instalación, mantenimiento, seguro y retirada de los bienes o equipos que se renten. En el leasing sí que es diferente.

Con todas estas ventajas mencionadas anteriormente, las empresas que opten por el financiamiento de maquinaria industrial serán más competitivas en el mercado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*