Con un aumento de un 20% de celebraciones de boda, 2022 será el gran año del sector nupcial

Tras un par de años de parón en el sector de las bodas o el mercado nupcial, se espera en este año 2022 un incremento del 20% de los enlaces en comparación con los que tuvieron lugar en 2019, último año en el que se registró una actividad normal en el sector, según ha informado la web nupcial Bodas.net. Con este boom de celebraciones y con la posibilidad de seguir actuando con prudencia y de manera que los invitados y participantes en las ceremonias de boda se sientan lo más a gusto posible, resulta muy aconsejable reservar y contratar cuanto antes un espacio de celebración en plena naturaleza, como Fincas en Madrid Bodas que ofrezcan la opción además de utilizar jardines y terrazas, para una mayor seguridad, y donde profesionales de reconocida experiencia se encarguen de organizar todos los detalles del evento.

El gran volumen de bodas que se espera tenga lugar durante 2022 propició ya en los últimos meses de 2021 la recuperación en formato presencial de ferias como la 22ª edición de 1001Bodas, que acogió IFEMA Madrid en el pasado mes de octubre, con la participación de cerca de 140 marcas del sector nupcial, y que concluyó con una vuelta de la ilusión por las celebraciones.

De hecho, la directora de la feria, Julia González, se congratuló con entusiasmo del regreso de la presencialidad a ferias y eventos, máxime cuando, “para este sector este período de tiempo (el de las restricciones impuestas por el Covid) se ha vuelto eterno”. Y añadía: “Parece que ya estamos en el momento adecuado para volver a vernos las caras y eso es algo que nos pone muy felices, pues para esta feria hemos vuelto con unas grandes ganas de volver a celebrar juntos”. Una feria que se desarrolló además bajo el lema “Ganas de celebrar”, que resumió el sentir de todas las personas que tienen que ver con el sector.

Tras 1001Bodas se sucedieron a lo largo y ancho de la geografía española en noviembre y diciembre otras ferias que ofrecían en formato presencial ideas y tendencias para los que planean casarse, con zonas expositivas y pasarelas por las que desfilaron múltiples firmas de moda, complementos, maquillaje y peluquería. Además de empresas con propuestas de restauración y viajes, demostraciones de música para amenizar las ceremonias y/o colecciones de ramos de novia.

Las imprescindibles invitaciones de boda

Entre los detalles a resolver para que un día tan especial salga perfecto destaca el de las invitaciones de boda, imprescindibles para que los novios informen a sus invitados cuanto antes de sus planes y la fecha del gran día para que puedan acompañarles. En este sentido, 2022 también marca determinadas e importantes tendencias en estas invitaciones. Una de las principales está siendo ya la de la “etiqueta moderna”, es decir, prácticamente se ha dicho adiós al estricto protocolo que marcaba la realización de estas invitaciones, cuyo estilo de redacción ha pasado de ser tradicional y pomposo a mucho más cercano, casual, informal y fresco, ya que los invitados, a los que se pretende mimar, se han convertido para los novios en el epicentro del que será su gran día.

La web nupcial Bodas.Net ha arrojado datos curiosos sobre estas invitaciones, que recoge en su “Libro imprescindible de las bodas”, entre ellos el que el 15% de las personas que resultan invitadas, no asiste a la ceremonia. El mismo website explica también que 8 de cada 10 parejas eligen que sus tarjetas de invitación sean impresas, aunque, frente a las invitaciones precedentes, ahora son más minimalistas, con estructuras más libres en cuanto a la presentación de los textos y el número de líneas, y con una estética Bridgerton o ‘cottagecore’, esto es, con diseños inspirados en la naturaleza o lo natural. Así, por ejemplo, se utilizan estampados relacionados con flores y otros elementos naturales, inclusive las montañas, no descartándose que las tarjetas incluyan fotos de las parejas en localizaciones ubicadas en plena naturaleza, que bien pudieran ser parajes favoritos de los novios, al objeto de personalizar las invitaciones al máximo. Todo ello muy acorde también con la elección de un entorno natural para la celebración del evento, al que anteriormente nos referimos.

Otra tendencia que se ha consolidado este año es el uso de una amplia paleta de colores llamativos y repleta de contrastes, combinándose tonos llamativos y brillantes, como los dorados, asociados a la vida y la felicidad, con tonos tierra, sin descartarse diseños de estilo más romántico y teniendo cabida asimismo tonos más apagados, como los blancos, nude o rosas empolvados. Opciones todas ellas que definen en cada caso el carácter y personalidad de los novios y cómo afrontan uno de los días más señalados de su vida con el deseo, sin duda, de que resulte inolvidable.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*