PACMA resalta 3 figuras esenciales para la historia de la protección animal por el Día de la Mujer

Wangari Maathai

El Partido Animalista PACMA afirma que las mujeres, si bien sus actos han sido sistemáticamente silenciados a lo largo del tiempo y han sido vetadas en incontables acontecimientos de gran relevancia para la humanidad, han marcado un papel esencial en la educación y ejemplo sobre la protección hacia los animales y el medioambiente. Ha resaltado para ello la figura de tres activistas animalistas históricas: Wangari Maathai, Lizzy Lind at Hageby y Fiona Oakes.

Wangari Maathai: primera figura femenina activista keniana

Maathai fue una bióloga, veterinaria y activista política keniana nacida en 1940 y fallecida en 2011. Fue la primera mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz. Lo hizo en el año 2004 tras una vida de activismo por el desarrollo sostenible, la democracia y la promoción del pacifismo como premisa.

Fue la fundadora del Movimiento Cinturón Verde que, desde el Día del Medioambiente en 1977 y, a pesar de incontables trabas administrativas, ayudó a las mujeres de Kenia a entender la importancia y el respeto de mantener viva la biodiversidad autóctona, motivándolas a plantar más de 47 millones de árboles y logrando que recibiesen una pequeña ayuda económica por ello, lo que motivó la repoblación local.

Maathai fue la primera mujer del África Occidental en obtener un doctorado. Fue elegida miembro del Parlamento de Kenia y formó parte del Consejo de Honor del “Consejo para el futuro del mundo“. Sus allegados y los hechos históricos que dejó a sus espaldas la califican como una mujer muy inteligente, cultura, valiente y perseverante que logró grandes avances para otras mujeres en Kenia y para su país en términos generales, además de un ejemplo para el mundo. ​

Lizzy Lind at Hageby: contra la vivisección en los años 1900

1
Lizzy Lind

Lizzy Lind posee una figura relativamente poco conocida para la cantidad de proyectos que llevó a cabo durante su vida, entre ellos la lucha activa contra la vivisección en un tiempo en el que nadie se preocupaba por los animales en términos generales.

Fue una mujer nacida en una familia pudiente de origen sueco-británico, nada menos que en 1878. Su sensibilidad hacia los animales fue creciendo a lo largo de los años, desarrollándose al máximo al ingresar a la Escuela de Medicina para Mujeres de Londres en 1902.

Lo que vino a continuación marcó la historia de la vivisección y el protocolo con el que se practicaba ya desde aquel comienzo de siglo. Junto a una compañera, Lind publicó un diario llamado “El caos de la ciencia: extractos del diario de dos estudiantes de fisiología” en el que acusaba de forma directa a investigadores de practicar la vivisección a un cachorro sin anestesia. Esta publicación acabó con uno de los investigadores en el banquillo de acusación y con revueltas de estudiantes de medicina que clamaban por piedad hacia los animales utilizados en experimentos científicos.

Durante el resto de sus días se dedicó al cuidado y protección de los animales en un refugio fundado por ella misma, además de dar vida a sus pensamientos a través de multitud de escritos dedicados a la defensa de otras especies.

La describen como una magnífica oradora; una mujer muy culta e inteligente con gran capacidad de crítica y convicción que, sin duda, marcó un precedente científico para la consideración hacia los animales.

Fiona Oakes: deportista, activista y vegana

Oakes es un personaje histórico pero, al contrario que las demás personalidades femeninas citadas, aún vive. Es una corredora de maratón con varios récord mundiales que promueve la alimentación basada en plantas y dedica su vida al cuidado de los animales que habitan en el santuario que fundó, por los cuales sigue hacia delante, según sus palabras.

De nacionalidad inglesa y a falta de una rótula que perdió por un tumor siendo muy joven, Oakes ha ganado cuatro veces el récord mundial de corredores a larga distancia y ha llevado la voz de los animales a lo largo de los cincos continentes y el Polo Norte. Se ha centrado en dar a conocer su estilo de vida y convencer a los escépticos de que una alimentación carente de proteína animal puede nutrir un cuerpo que soporta condiciones absolutamente extremas, como el suyo. En su documental “Running for Good“, esta excepcional mujer hablar de la preparación para uno de los retos más duros del mundo: la Maratón Des Sables, en Marruecos, y se convierte en la primera mujer vegana en participar en él.

1
Fiona Oakes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*