La abogada que meditó y se hizo rica

Por Cristina Durán

“Ser rico” no es sinónimo de “tener dinero”, sino que implica disfrutar de aquellas cosas inmateriales que son las que nos van a proporcionar un verdadero bienestar y felicidad en nuestra vida.

Para lograr una mayor riqueza a todos los niveles, la clave está en que cultives tu mundo interior, desarrollando el gran poder que tiene tu mente, tu energía y tu alma. Para ello, es preciso que adoptes creencias ilimitadas, observes tus pensamientos y emociones, aprendas a manejar tu energía y conectes con tu ser, con tu espíritu.

La buena noticia es que, para lograrlo, no es necesario que realices grandes cambios en tu vida, sino que basta con que adoptes pequeños hábitos que te permitan trabajar, día a día, en tu interior.

«La abogada que meditó y se hizo rica» no es un libro: es un código de leyes en el que la autora presenta, de una forma práctica y sencilla, las leyes universales que rigen el poder de tu mente, de tu energía y de tu alma. Asimismo, te proporciona valiosas herramientas para que puedas desarrollar estos poderes en tu día a día y, de esta forma, convertirte en una persona extraordinariamente rica”.


1Cristina Durán Delgado

Nació en Madrid en 1986. Es abogada, fundadora y mentora del sistema Mindpower, una academia de desarrollo personal especializada en incrementar la productividad, el bienestar y el crecimiento personal de abogados y otros profesionales.

Su pasión, además del Derecho, es ayudar a las personas a potenciar su crecimiento personal y profesional desde una idea fundamental: para tener una vida con riqueza, es esencial que primero trabajemos en nuestro mundo interior.

En este libro, que se ha configurado como un código de leyes, la autora explica diversos conocimientos, técnicas y herramientas para desarrollar el poder de la mente, del alma y de la energía y, de esta manera, lograr una mayor riqueza en todos los aspectos de la vida.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*