Miles de personas se concentran en más de 30 ciudades del mundo contra la primera granja de pulpos de la historia

El Partido Animalista PACMA ha convocado un acto de rechazo conjunto contra la apertura de la primera granja de pulpos del mundo en una treintena de ciudades españolas e internacionales. La inauguración de esta explotación estaría prevista para este año 2022. La empresa Nueva Pescanova se encuentra en trámites de obtención de los permisos para comenzar con la instalación del centro en el puerto de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

PACMA ha logrado conglomerar a decenas de grupos de personas en diferentes ciudades del mundo. Los activistas han mantenido una hora de silencio sosteniendo carteles con mensajes de concienciación y respeto hacia esta especie, procediendo finalmente a dar lectura a un manifiesto en el que se habla de las graves consecuencias de la cría de pulpos.

La formación política animalista ha confirmado convocatorias en 17 ciudades españolas (A Coruña, Alcalá de Henares, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Donostia, Extremadura, Girona, Granada, Guadalajara, Las Palmas, Madrid, Murcia, Oviedo, San Lorenzo de El Escorial, Sevilla y Tarragona) y 15 ciudades extranjeras (Nueva York, Atenas, Bélgica, Cali, Catania, Ciudad de México, Edimburgo, Guayaquil, Londres, Nápoles, Portugal, Quito, Sydney, Terni y Zagreb) en un acto de repulsa contra lo que califican como un «absoluto despropósito científico, ético y medioambiental».

La portavoz del Partido Animalista, Yolanda Morales, declara sentirse «satisfecha y agradecida» por la acogida del evento a nivel nacional e internacional. Sostiene que «no es sencillo unir tantas voces contra la explotación y el sufrimiento de los pulpos; animales sumamente desconocidos para la mayor parte de la población».

La coordinadora del partido en Las Palmas, Iris Sánchez, afirma que la comunidad científica ha mostrado un «contundente apoyo» al movimiento de protesta contra la primera granja de pulpos de mundo, tanto por motivos de bienestar animal como por razones medioambientales.

«Actualmente no existe legislación que proteja, en modo alguno, a estos animales. Las condiciones a las que pretenden someterles metiendo a cientos o miles de ellos en tanques no son compatibles con la naturaleza de estos animales y, además, el mantenimiento de la producción conllevaría un incremento de la presión sobre los animales marinos porque los pulpos son carnívoros», explica Sánchez.

La formación política animalista ha coordinado sus actos de protesta (el primero fue el pasado día 5 de febrero, también en Las Palmas de Gran Canaria) con varias peticiones conjuntas a la administración local y autonómica para evitar la instalación de esta primera granja del mundo, hecho que consideran «un dudoso honor» para la ciudad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*