PSOE Majadahonda consigue el compromiso unánime para la eliminación de barreras arquitectónicas

Y la rehabilitación de edificios antiguos

Las propuestas recogidas en el programa electoral de los socialistas han conseguido el respaldo del resto de grupos políticos para poner en marcha una importante inversión que termine con las barreras arquitectónicas: aceras estrechas o con mobiliario urbano que impide el paso, pavimento en mal estado o levantado, bordillos sin rebajes a cota cero, plazas para discapacitados construidas en rampas, ascensores de aparcamientos públicos averiados hace años…. Un conjunto de deficiencias que impiden a cientos de vecinos con movilidad reducida hacer vida normal.

“No puede ser, que en pleno siglo XXI, Majadahonda gaste más de 200.000 euros en estudios de accesibilidad y no se ponga en marcha en 2022 un plan integral para acabar de una vez con las numerosas barreras arquitectónicas de la ciudad” ha señalado el concejal socialista, David R. Cabrera, quien le ha recordado al Alcalde que “no hablamos de flores ni se asfalto, sino de personas”.

En concreto desde el año 2010 se han realizado 4 estudios: primero se encargó un Plan de Movilidad Urbana Sostenible con un coste de 100.000 euros; en 2019 un Estudio de Movilidad de la zona de Cercanías por importe de 38.900 euros; ese mismo año otro estudio de accesibilidad peatonal en el caso urbano de Majadahonda por un importe de 37.732 euros y en noviembre de 2021 se encargó estudio de accesibilidad en zonas verdes por un importe aproximado de 22.280 euros.

Sin embargo, todo este gasto público no ha redundado en 2022 en la puesta en marcha de inversiones para llevar a cabo de forma global y coordinada las propuestas recogidas en los diferentes estudios encargados. En ese sentido, los socialistas han solicitado un Plan Integral de Rehabilitación de edificios antiguos que contemple la accesibilidad, la instalación de ascensores externos y nuevos aislamientos térmicos y acústicos con la ayuda de los fondos europeos.

“No puede ser que otras ciudades obtengan importantes subvenciones para rehabilitar edificios antiguos y que Majadahonda ni siquiera las solicite, relegando a muchos vecinos y vecinas a vivir recluidos en sus casas como si fueran cárceles”, ha concluido Cabrera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*