Amigos de la Tierra reclama un modelo alimentario saludable, seguro, culturalmente adecuado y ambientalmente sostenible

En el Día Mundial del Medio Ambiente, Amigos de la Tierra Comunidad de Madrid recuerda que es necesario erradicar el desperdicio alimentario también en nuestra región Autónoma.

Con motio del Día Mundial del Medio Ambiente, que se conmemora el domingo 5 de junio, Amigos de la Tierra Comunidad de Madrid subrayan que la emergencia climática ya está aquí y la ciencia nos marca que debemos empezar a adoptar modelos alimentarios más sostenibles para evitar un mayor deterioro de la tierra y paliar los efectos del calentamiento global.

El sistema agroalimentario actual es responsable de un gran número de impactos climáticos, medioambientales y sociales que debemos afrontar en el futuro más inmediato. Existen modelos alimentarios más justos y sostenibles que podemos impulsar aquí y ahora. Es importante conocer esta estrecha relación entre nuestros hábitos alimentarios y de consumo y la emergencia climática, para así fomentar una alimentación y una agricultura sana para las personas y el planeta.

El modelo agroalimentario actual desde el principio al final de la cadena (producción, distribución y consumo) tiene graves impactos en la vida de la gente y en nuestro entorno. Abuso de pesticidas y fertilizantes químicos, monocultivos, deforestación, acaparamiento de tierras o despoblación de las zonas rurales, pago que no se corresponde con el trabajo de agricultores y agricultoras, son solo algunos de los problemas que nos afectan de manera decisiva.

Este modelo, no solo amenaza la agricultura local y a pequeña escala, sino la alimentación mundial. No es la falta de alimentos la causa del hambre, sino un reparto desigual de los recursos agrarios y alimentarios. El gran negocio de la alimentación ha expulsado de sus tierras a parte de la población mundial, compromete la biodiversidad agraria y ganadera y acapara buena parte de los suelos fértiles y el agua del mundo. No podemos seguir mirando para otro lado.

La agricultura industrial, considera los alimentos una simple mercancía, un negocio. El fomento de los agrocombustibles y el aumento del consumo de carne agravan esta situación.  La agricultura como negocio no tiene en cuenta ni el medio ambiente ni la salud.

La alternativa al negocio de la agricultura industrial. En Amigos de la Tierra, apostamos por la agroecología y el consumo de temporada y de cercanía, aprovechando la distribución en corto. Creemos que el cambio hacia un nuevo modelo de producción y consumo pasa por asumir el carácter local y sostenible del mismo.

Alimentos de producción local de calidad. Queremos reivindicar el papel clave de las personas que forman parte de nuestro territorio que trabajan para mejorar la calidad y la disponibilidad de los productos de nuestras tierras. Debemos apoyar a estas personas que, con su buen saber y su trabajo cuidan la comida que llega a nuestros platos.

Sus proyectos, de pequeñas dimensiones, son una muestra viva de las posibilidades que encierra la agroecología, entre ellas unas relaciones más cercanas y solidarias entre productoras y consumidoras.

Propuestas para una mejor Alimentación y una Agricultura más justa

Aplaudimos la compra pública de alimentos agroecológicos y de proximidad en las escuelas infantiles y queremos que no se quedé ahí, sino que continúe en la educación primaria y secundaria y en el resto de servicios alimentarios gestionados por las administraciones regionales y municipales. Buscamos unas dietas más nutritivas en escuelas infantiles, colegios, institutos, universidades, hospitales, residencias y otros espacios donde la elección de la alimentación es programada y gestionada de forma institucional.

Apoyamos los grupos de consumo y supermercados cooperativos. Los Grupos de Consumo son un ejemplo de puntos de abastecimiento de alimentos agroecológicos y de proximidad, dando a sus clientes la posibilidad de una compra colectiva y elección de proveedor. En la mayoría de los casos, contempla la compra directa al productor en fruta y verduras, carne y quesos, y otros productos como aceite, jabones, etc. Así mismo, la figura del supermercado cooperativo ofrece la posibilidad de agrupar gente en un proyecto común en que el trato con el productor es muy distinto que el de los supermercados multinacionales. No sólo es beneficiosa la puesta en común de la gestión del supermercado que genera mejoras sociales, sino la posibilidad de apoyar a los productores más sostenibles y más cercanos.

Programas educativos sobre la alimentación. En nuestra asociación, hemos emprendido varias colaboraciones con escuelas y AMPAs para ofrecer otra visión sobre el cultivo, distribución y consumo de los alimentos más básicos. Hemos creado hace tiempo la figura de Amiguitos de la Tierra para agrupar estos proyectos con los más peques y sus padres/profesores. En coordinación con los propios centros educativos, contando con los huertos y comedores escolares como recurso educativo. Los programas de sensibilización y educación sobre alimentación, deben incorporar las múltiples dimensiones de una alimentación saludable y sostenible, algo que en la actualidad no parece suceder.

Impulso y apoyo al sector agroalimentario. Mejorar la capacidad productiva y de abastecimiento, facilitando acceso a terrenos, instalaciones de transformación y espacios logísticos. Activar instalaciones y edificios del patrimonio cultural como obradores colaborativos, e instalaciones al servicio de las cadenas alimentarias locales. Trabajamos para que se incorporen medidas específicas de apoyo al sector agroecológico, por sus múltiples beneficios (ambientales, sociales y económicos). Dichas instalaciones se pueden vincular a planes de fomento del cooperativismo. Poner a disposición de productores y transformadores, espacios logísticos para la manipulación, transformación y distribución de alimentos locales, creación de polígonos artesanales y recuperación de patrimonio. Facilitar maquinaria e instalaciones compartidas.

Compra, consumo y compra pública. Presionamos para la creación de medidas regionales y municipales de apoyo a la venta directa y al consumo agroecológico. Realización de ferias y mercadillos agroecológicos de venta directa; adaptación de ordenanzas para facilitar mercados periódicos en espacios públicos. Apoyamos la campaña de transición agroecológica de los mercados municipales de abastos y de comercios de barrio. Solicitamos que se dé visibilidad a los comercios que se adscriban a la campaña y se frene la cada vez mayor presencia de grandes superficies.

Regulación de la pérdida y el desperdicio alimentario. A nivel estatal, se dispone de un anteproyecto de ley cuya aprobación como Ley se demora más de lo deseable y necesario. ¿Para cuando en la Comunidad de Madrid? ¿Se ha comenzado a trabajar en ello?

La alimentación es un derecho básico, pero ha pasado a ser tratada como uno de los negocios más rentables de nuestro tiempo. Disponer de alimentos sanos, variados y suficientes ha de ser una máxima. Para alcanzar este objetivo, trabajamos por la soberanía alimentaria y el derecho a una alimentación sana y sostenible.


Amigos de la Tierra Comunidad de Madrid

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*