Los espacios de coworking en Madrid, un reclamo para emprendedores

El contexto económico surgido tras la pandemia y las consecuencias de la guerra en Ucrania han traído consigo una incertidumbre económica que está dando lugar en nuestro país a una aparición al alza de pequeños emprendedores y autónomos, que están apostando, como estrategia fundamental para que sus proyectos y negocios alcancen el éxito, por la contratación de espacios coworking en Madrid cuya principal ventaja es un significativo ahorro de costes, beneficiándose a la par de no tener que adelantar entradas o pagos, y de eludir el comprometerse con largos períodos de alquiler, como ocurriría si alquilasen oficinas independientes para un uso profesional o empresarial único.

De hecho, actualmente son muchos los emprendedores que se ubican sobre todo en Madrid para comenzar con sus negocios, ya que fiscalmente nuestra región es más económica, para acoger iniciativas de emprendeduría, que otras comunidades autónomas a la hora de desarrollar iniciativas empresariales. Así, los empresarios, autónomos y emprendedores deciden empezar su trayectoria profesional en espacios como coworking, también llamado centro de negocios.

Los usuarios de espacios coworking reducen sus gastos igualmente porque, gracias a los espacios compartidos, personalizados y a medida en los que han elegido desempeñar su actividad y desarrollar sus iniciativas de negocios, minimizan los riesgos, pudiendo centrarse completamente en su labor profesional y de emprendeduría de forma sencilla y rápidamente, ahorrando tiempo y reduciendo las inversiones a realizar en instalaciones y contrataciones de personal, ya que se comparten recursos humanos entre todos los coworkers de un mismo centro, siendo éste el que provee dicho personal.

Estos emprendedores pueden beneficiarse igualmente para el lanzamiento exitoso de sus negocios de las subvenciones del kit digital, que pueden gestionar y obtener a través de los servicios de agencias de marketing digital especializadas en ayudar a conseguir hasta 12.000 euros de ayudas económicas para la implementación de soluciones digitales con las que hacer más competitivas y eficaces las actividades profesionales y emprendedoras.

Paralelamente a la proliferación de emprendedores que están saliendo adelante gracias al modelo de negocio que están impulsando con gran ilusión y esfuerzo, cada vez es mayor considerablemente la disponibilidad de centros de negocios en Madrid y, en concreto, en numerosos de sus municipios económicamente más activos. Así, por ejemplo, en los de la zona noroeste de la Comunidad sus administraciones locales han venido lanzando el denominado “cheque coworking”, esto es, un plan de ayudas directas al emprendimiento y a los espacios de coworking de las propias localidades para apoyar y promover sus ecosistemas emprendedores.

En Boadilla del Monte el Centro de Empresas del municipio abrió a su vez un espacio de coworking con puestos específicos para nuevos emprendedores, siendo sin embargo Majadahonda el municipio pionero al respecto de la zona, en el que se puso en marcha el primer centro de coworking municipal en el edificio “Rosa Agazzi”, otrora sede de la Policía Local y antiguo colegio, constituyendo una de las iniciativas estrella de la Legislatura que lidera el alcalde Álvarez Ustárroz.

En la actualidad la Empresa Municipal de la Innovación del Ayuntamiento de Las Rozas, Las Rozas Innova, ha vuelto a lanzar el bono de 150 euros mensuales para impulsar la actividad en los espacios de trabajo compartido de la ciudad, es decir, los coworking. Esta ayuda puede ser solicitada en la página web de Las Rozas Innova por autónomos, emprendedores y micropymes y tiene una duración de 6 meses.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*