Protesta de los empleados del Ayuntamiento de Pozuelo “ante la pasividad del Gobierno municipal para mejorar sus condiciones laborales”

Promovida por la sección sindical de UGT, que denuncia falta de compromiso ante distintas propuestas firmadas, como es el caso de la equiparación salarial entre personal laboral y funcionario, o la funcionarización del personal laboral que realiza las mismas funciones que el personal funcionario"

Los empleados municipales del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón han llevado a cabo una protesta esta mañana durante la celebración del pleno ordinario del mes de junio, “ante la pasividad del equipo de Gobierno para mejorar sus condiciones laborales”, según sostienen.

Durante la protesta, los trabajadores han rodeado el Salón de Plenos con carteles y mensajes claros: “NEGOCIACIÓN TELETRABAJO YA”, “SOMOS PERSONAS, NO NÚMEROS”, “HARTOS DE TRABAJAR A MÁS DE 30 GRADOS”, “QUEREMOS TRABAJAR DIGNAMENTE”, “EQUIPARACIÓN SALARIAL YA”, “MISMO TRABAJO, MISMO SALARIO”, “NO MÁS DESPROPÓSITOS”, “FUNCIONARIZACIÓN DE TODOS” o “FUNCIONARIZACIÓN YA”. Y posteriormente, han entrado a esta instalación municipal en la que se estaba celebrando la sesión plenaria, ante el Equipo de Gobierno y los representantes de la oposición.

Este malestar de los empleados municipales surge ante la falta de voluntad política por parte de este Equipo de Gobierno para sentarse a negociar una solución satisfactoria para todas las partes. De hecho, según han explicado representantes sindicales de UGT, “no se están cumpliendo compromisos firmados por el propio primer teniente de alcalde, Eduardo Oria, en el año 2019 y apela a los problemas económicos que sufre el Ayuntamiento para justificar el no poder afrontar este año la equiparación salarial”. Además, estamos ante un compromiso histórico adoptado en el año 2009, que permitía equiparar los sueldos del personal laboral con el del funcionario.

Lo que se contradice por lo expresado ayer por la Alcaldesa, Susana Pérez Quislant, que presumió de dirigir un Ayuntamiento con una alta cantidad económica remanente, en el Debate del Estado del Municipio.

La funcionarización es otra de las propuestas históricas que arrastra el personal laboral del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. Es un procedimiento para la adquisición de la condición de funcionario por el personal laboral fijo al servicio de la Administración ya que, muchos de ellos desempeñan las mismas funciones, responsabilidad y diligencia, con unas graves discriminaciones tantos salariales como laborales.

La Regulación del Teletrabajo es otro de los grandes motivos que ha impulsado a los trabajadores municipales a protestar. De hecho, hay estudios recientes e informes de la gran aportación que ha supuesto el teletrabajo a la agilización de la administración pública. Y, aun así, la Alcaldesa se ha empeñado en sólo facilitar un día para trabajar desde casa, para un tercio de la plantilla y siempre que no sea lunes o viernes”, insinuando falta de responsabilidad por parte de los empleados públicos, lo que se considera una grave ofensa a su trabajo.

Además, en los momentos más duros de la pandemia fueron los trabajadores municipales quienes desde sus casas sacaron el trabajo adelante.

Por último, las altas temperaturas en edificios municipales es otro de los motivos de enfado ante la pasividad del Equipo de Gobierno y del propio Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. Una situación que afecta, no sólo a empleados, sino también a los propios vecinos que acuden a realizar sus gestiones, así como los usuarios de bibliotecas e instalaciones deportivas. Lo que ha llevado a UGT a denunciar ante la Inspección de Trabajo.

UGT espera que tras esta reivindicación por parte de los empleados “el Equipo de Gobierno se siente ya a negociar las condiciones que se solicitan y deje su pasividad a un lado”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*