Los comedores escolares de los colegios públicos madrileños en situación crítica

El sector, responsable de la alimentación diaria de miles de niños, se enfrenta a unos precios en el servicio que llevan congelados desde hace nueve años. • El impacto de la Covid19, así como el aumento de los costes por la electricidad y por el encarecimiento de los productos básicos, condicionan la viabilidad de muchas empresas del sector

Foto: FSE

Food Service Madrid, la asociación que reúne a las principales empresas de restauración colectiva de la Comunidad de Madrid, ha alertado de una situación en los comedores escolares de los colegios públicos que resulta crítica, comprometiendo incluso la continuidad del servicio en unas condiciones de calidad que para las empresas del sector son irrenunciables.

Según la asociación, el sector está teniendo que absorber un incremento en los costes del servicio de más del 12% respecto al período prepandemia, mientras que los precios del servicio en los colegios públicos llevan congelados en la Comunidad desde hace 9 años. La pandemia está exigiendo más recursos humanos y materiales para asegurar las condiciones de seguridad imprescindibles en los comedores escolares. A este condicionante, hay que sumarle los efectos directos del aumento del precio de la electricidad y el encarecimiento que se está produciendo en productos básicos, provocando una situación que puede ser insostenible en los próximos meses.

Por otro lado, los cambios normativos que se están introduciendo en la Comunidad de Madrid para adaptarse a las directrices de la Unión Europea, están generando problemas técnicos adicionales a las empresas, ante los que Food Service Madrid reclama mayor consenso y plazos de preparación para asegurar la sostenibilidad de un servicio que había alcanzado unos niveles de calidad de los más elevados de España.

Frente a los aumentos de costes y a los esfuerzos que ha tenido que realizar el sector, los precios del servicio en Madrid se mantienen estancados desde hace 8 años sin que se contemple una actualización para adecuarse a la nueva situación. Una mínima actualización de estos precios, de apenas unos céntimos, podría suponer según la asociación, un balón de oxígeno para estas empresas y permitir que se siga prestando el servicio asegurando una calidad que las empresas no están dispuestas a alterar.

Según ha manifestado Maria López, portavoz de Food Service Madrid, “es urgente reactivar el diálogo y la negociación con la Comunidad de Madrid. Es esencial que se apliquen criterios más flexibles y acordes con la realidad de las empresas para desarrollar un modelo sostenible y para seguir promoviendo una calidad y unas condiciones de servicio en las que Madrid ha conseguido situarse entre las mejores de España gracias al fomento de una competencia en condiciones razonables para todos”.

“Las empresas tienen la mejor disposición para colaborar con la consejería en recuperar unas condiciones equilibradas y realistas respecto a la situación actual, para seguir avanzando en el objetivo que compartimos de ofrecer un servicio de calidad y sostenible para todos los escolares de los colegios públicos de la Comunidad”, añaden desde Food Service Madrid.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*