Las motos de batería y vehículos eléctricos, regalos perfectos para los niños que sueñan con ser pilotos

Entre los juguetes favoritos de los niños más demandados en verano, utilizables incluso por los más pequeños a partir de 3 los años, figuran las motos de batería recargable, con o sin ruedines, y los quads u otros vehículos eléctricos. Y es que, desde siempre los juegos con motos y coches llaman poderosamente la atención de los niños, para quienes resulta mágico ver cómo los objetos con ruedas que tienen junto a ellos de repente hacen ruido, al ponerse su motor en marcha, y se mueven y alejan rápidamente hasta que se pierden de vista. A partir de esta observación, muchos pequeños desean emular a los grandes campeones de las carreras de motos o automovilismo. En definitiva, sueñan con pilotar coches y motos.

Tras los juegos iniciales con vehículos de juguete de reducido tamaño y los parkings de coches con los que se estimulan sus sentidos al hacerlos rodar por pistas, puentes y plataformas, además de aparcarlos en espacios específicos, estos juegos simbólicos dan paso al deseo de experimentar montados sobre motos y coches más ‘reales’ con la ‘velocidad’ y las sensaciones que producen los desplazamientos, algo verdaderamente atractivo, excitante y divertido.

El uso de estos coches y motos infantiles eléctricos conlleva además una implicación física y sensaciones increíbles que liberan adrenalina y que hacen que los niños quieran repetir la experiencia una y otra vez. Eso sí, aunque para ellos estos vehículos alcancen una notable ‘velocidad’, sus fabricantes extreman al detalle su seguridad, de manera que no es posible que vayan realmente rápido, además de poseer elementos adecuados de control y protección.

Se trata de herramientas preparadas y adaptadas a sus edades, con las que los niños practican en escenarios parecidos a carreteras y circuitos, como parques y caminos, e incluso patios y pasillos de las casas, mientras van desarrollando lo que los expertos denominan “inteligencia corporal cinestésica”, que une cuerpo y mente, a la par que mejoran su capacidad de coordinación y su sentido del equilibrio, especialmente con el uso de las motos.

De hecho, las motos de batería están fabricadas con el pensamiento puesto en garantizar mucha diversión. Combinan además colores brillantes, llamativos, para atraer aún más a los niños hacia ellas. Además, proporcionan una experiencia de conducción real, de modo que las motos aceleran cuando se presiona el botón del manillar, cual si fueran de verdad. Paralelamente, el vehículo se detiene si se deja de presionar. A la par, el “piloto”, esto es, el niño, puede controlar las luces y la música a través de los botones del salpicadero.

El rendimiento de las motos de batería es bastante óptimo y muy satisfactorio para un niño. Posibilita su conducción libre e intensa con recorridos de hasta 2 km/h, pudiendo durar la batería hasta 45 minutos a partir de una carga completa.

Su montaje es bastante simple y fácil, instalándose las ruedas de apoyo, los neumáticos que las protegen, el manillar y la propia batería, contribuyendo ello, si el niño participa, en su capacidad práctica.

Algunas de las motos eléctricas infantiles pueden llegar a ser réplicas de motos profesionales, siendo por lo tanto muy realistas, pudiéndose llegar a mayores grados de intrepidez y exigencia con los quads, vehículos de 4 ruedas con gran estabilidad y con características que los hacen apropiados para su uso en cualquier terreno. Algunos modelos cuentan con mandos de control remoto para que los adultos puedan a su vez controlarlos y hacerlos así más seguros.

Ya sea uno u otro formato de vehículo eléctrico, cualquiera de ellos hará las delicias de tu hijo/a. Para él será perfecto, ideal, para pasarlo bien y disfrutar al máximo. Por ello, se trata sin duda del mejor regalo, con el que acertarás y le colmarás de felicidad.

Con Aosom tendrás la seguridad de encontrar la moto de batería para niños adecuada en cuanto a potencia y seguridad para tu hijo/a, algo primordial a la hora de comprar un artículo de este tipo. Siempre es importante mencionar que, aunque es una actividad que no conlleva ningún tipo de peligro, muchos fabricantes aconsejan acompañarla con un casco de seguridad, básicamente, para ganar en tranquilidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*