Admitido a trámite el recurso contra el proyecto urbanístico que destruiría Montegancedo en Pozuelo de Alarcón

Montegancedo

El pasado 25 de agosto, el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicó el acuerdo de aprobación definitiva del Proyecto de Reparcelación del Área de Planeamiento Remitido APR 2.6-02 “UE-2 Montegancedo” del Plan General de Ordenación Urbana de Pozuelo de Alarcón, promovido por las compañías mercantiles Aedas Homes Opco, S. L. U., y Promociones y Construcciones PYC, Pryconsa, S. A. Al mismo tiempo se hacía pública la desestimación de las alegaciones presentadas, entre ellas las de Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid y de numerosos vecinos de Pozuelo de Alarcón.

El pasado 28 de septiembre, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, interpuso un recurso contencioso administrativo, ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Mediante decreto de fecha 11 de octubre, el Tribunal admite a trámite el recurso y reclama al Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón el expediente del procedimiento para ser examinado. La decisión de recurrir a la Justicia ha sido apoyada en todo momento por la plataforma vecinal Salvemos Montegancedo.

La actuación urbanística recurrida contempla la edificación de 1050 viviendas (900 colectivas y 150 unifamiliares), la construcción de un acceso directo desde la M-40 o el desvío de la vía pecuaria Vereda del Camino de Alcorcón. Todo ello sobre la dehesa de Montegancedo, al suroeste del municipio,  un bosque de encinas, alcornoques, coscojas, quejigos, pinos piñoneros y sabinas.

Este enclave tiene una gran importancia ecológica por su función de isla-refugio para la fauna y la flora, al tratarse de un espacio libre rodeado de viviendas e infraestructuras. Este espacio también desempeña una importante función social, al servir de área de esparcimiento. De hecho, en el anterior plan general de Pozuelo de Alarcón, este bosque y su entorno estuvieron protegidos y calificados como sistema general con ordenación de parque natural.

Pero también tiene un importante valor cultural, el grueso de las viviendas, se localizarían sobre los restos de los polvorines de Retamares y otras edificaciones militares. Estos polvorines o depósitos de armamento, eran reservas de munición que se situaban alejadas de las poblaciones para evitar riesgos. El primero de ellos se construyó en 1912. Para proteger estos polvorines se construían otras edificaciones como puestos de vigilancia que aún perduran, fortines y casamatas. Estas construcciones jugaron un importante papel durante la Guerra Civil.

Para defender, tanto los valores naturales como culturales de Montegancedo, Ecologistas en Acción ha recurrido la actuación. Queda un largo proceso pero desea que finalmente la Justicia anule una actuación injustificada y se salvaguarde el último reducto sin urbanizar que queda en Pozuelo de Alarcón.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*