Unos presupuestos para Torrelodones poco creíbles y que no son más que un programa electoral de dificil cumplimiento

OPINIÓN

Grupo Municipal Populares de Torrelodones

Los presupuestos que Vecinos por Torrelodones ha impuesto con su mayoría absoluta y con el rechazo del resto de grupos representados en el Ayuntamiento han sido preparados con precipitación, agotando los plazos que marca la ley, facilitando documentación incompleta y con numerosos errores. Se han elaborado sin haber convocado a la oposición y sin haber convocado siquiera al consejo económico y social.

Estos presupuestos no podrán hacerse efectivos dado que solo quedan cinco meses para las elecciones. Son unos presupuestos electoralistas cuyas principales inversiones dependen de fondos de la Comunidad de Madrid y de fondos europeos dado que los ingresos previstos por el Ayuntamiento se agotan tan solo con el gasto corriente y de personal. Con los recursos propios del Ayuntamiento, impuestos, tasas, precios públicos y transferencias, tan solo se pueden atender los compromisos de pago ordinarios (salarios, suministros, contratos de servicios y mantenimientos) quedando apenas un margen de 400.000€

Desde el Partido Popular consideramos que los presupuestos carecen de una previsión realista de ingresos y gastos y deberían contemplar un aumento de las ayudas sociales, que este año tenían un presupuesto de 250.000€ y que tan solo se aumentan hasta los 282.00€ utilizando remanente del año anterior, pese a este incremento dejaron de atenderse unos 80.000 €.

Durante los cuatro años de mandato, Vecinos por Torrelodones apenas ha acometido inversiones ni ha proyectado nuevos equipamientos o desarrollado actuaciones estructurales, limitándose a completar, tarde y mal, proyectos heredados como el famoso campo de rugby, la extraña actuación en Prado Grande con enrejados amarillos, la misteriosa Caja de la Cultura o los pagos al promotor de las Marías.

Durante los últimos cuatro años Vecinos por Torrelodones ha confiado el capítulo de inversiones a la aplicación del remanente que resultaba de la liquidación del año anterior y, sorprendentemente, pese a que comprometían la totalidad del remanente, al terminar el ejercicio conseguían que el remanente creciera ¿Cómo conseguían esta maravilla? La respuesta es sencilla: porque las inversiones no se hacían

Ahora, a pocos meses de concluir su mandato, presentan por fin un presupuesto con un volumen importante de inversiones, muchas de ellas procedentes de inversiones comprometidas, pero no realizadas en años anteriores como son por ejemplo el sector 11, el parking de la calle Real o el de Flor de Lis.

Lo que hoy se ha aprobado no es un presupuesto sino más bien “un programa electoral” que promete muchas actuaciones que, a la vista de los antecedentes, no van a poder ejecutar.

Está bien vender esperanza, pero hay que ser creíbles.

Cuando Vecinos por Torrelodones llegó a la alcaldía en junio de 2019 todo era futuro, el problema es que hoy ya tienen historia.

Ahora que sabemos cómo gestionan, podemos afirmar que a lo único que se dedican con esmero es a la gestión del relato, pero tras cuatro años del gobierno es difícil que nadie crea que más allá de planes y proyectos solo hay humo.


PP Torrelodones

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*