Productos ecológicos y suelta de insectos depredadores para combatir al pulgón en Majadahonda

El Ayuntamiento vigila especialmente en los meses de primavera y verano la presencia de pulgones y hongos como la roya o el oídio.

Parque Colón (Majadahonda)

Durante los meses de mayo y junio pueden abundar las plagas y enfermedades que afectan a árboles y arbustos, debido a la subida de las temperaturas y las lluvias propias de la época. En el caso de los pulgones, u otros insectos chupadores, las hojas de los árboles se enrollan y cae una sustancia melosa y azucarada excretada por este tipo de bichos que puede generar suciedad y molestias a los ciudadanos, al caer sobre coches, mobiliario urbano, terrazas, etc. Afortunadamente, si los arbustos y árboles están sanos en sus zonas más consolidadas, como son los troncos y las raíces, pueden defenderse sin grandes problemas de las especies invasoras.

Para vigilar el normal crecimiento del arbolado y las plantas de la ciudad, la Concejalía de Medioambiente del Ayuntamiento lleva a cabo de manera sistemática campañas de control de plagas, revisando con asiduidad las zonas verdes y aplicando, cuando la situación así lo requiere, productos respetuosos con el medioambiente.

La estrategia municipal incluye también el control biológico que consiste en la suelta controlada de insectos depredadores o parasitoides. Algunos de los más conocidos son las mariquitas de dos puntos (Adalia bipunctata), muy efectivas contra los pulgones y completamente inofensivas para los seres humanos. Además, se utilizan otros insectos como sírfidos, crisopas, ácaros depredadores y avispillas parasitas, entre otros.

Este año ha sido necesario actuar en diferentes zonas de rosales afectados por un fuerte ataque de pulgón. El tratamiento aplicado con buenos resultados ha sido una mezcla con agua y jabón potásico, un producto de origen natural autorizado en la agricultura ecológica. Al margen se está llevando a cabo otras actuaciones dirigidas a fortalecer las plantas, con tratamientos foliares a base de aminoácidos y nutrientes. Se trata de productos inocuos para la salud humana, que cumplen con la estrategia municipal de FITO CERO que excluye el uso de productos fitosanitarios.

El objetivo de estas campañas de control es, principalmente, proteger la salud de las plantas y árboles de Majadahonda, y minimizar las molestias que un incremento descontrolado de insectos puede provocar a la ciudadanía, siempre en línea con las políticas medioambientales del Ayuntamiento de Majadahonda y la legislación vigente.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*