Paralizadas las obras de Montegancedo por el recurso de reposición del PSOE de Pozuelo

Los socialistas habían anunciado que adoptarían todas las medidas a su alcance para evitar la construcción de más de 1.000 viviendas en la zona, al considerar que el procedimiento presentaba múltiples presuntas irregularidades, más allá del valor medioambiental que se desea preservar

Imagen de archivo: Reunión de los socialistas con representantes de la Asociación 'Salvemos Montegancedo'

El Ayuntamiento de Pozuelo ha dado la orden de paralizar las obras del ámbito urbanístico de Montegancedo, el polémico desarrollo urbanístico de 1.050 viviendas en el este de Pozuelo, donde recientemente se habían iniciado las obras de urbanización con la tala de cerca de 1.000 árboles. Lo ha hecho después de que el PSOE presentara el pasado 29 de mayo un recurso de reposición.

Desde el PSOE de Pozuelo han señalado: “tanto nosotros, como la plataforma Salvemos Montegancedo, hemos reclamado en multitud de ocasiones la paralización del proyecto y la consideración de la zona como preservada”, añadiendo: “como es lógico, la ciudadanía se ha organizado para parar este despropósito, pues nadie lo entiende. Nosotros tampoco y adoptaremos todas las medidas necesarias para evitar este golpe al equilibrio medioambiental de Pozuelo”.

El portavoz socialista en el Consistorio, Ángel González Bascuñana, ha comentado: “no cabía otra opción, no se podía seguir adelante con la tala de miles de árboles en un paraje natural tan importante para Pozuelo como Montegancedo, por eso recurrimos la decisión de la Junta de Gobierno Local de dar luz verde a las obras con un recurso de reposición”.

Concluye Bascuñana: “Pozuelo es conocido por sus espacios verdes. Ya en su día el PP estaba dispuesto a permitir que se acabara con el Monte de Pozuelo gracias a la nefasta Ley Virus. Hoy vemos otro intento en Montegancedo, un fantástico bosque mediterráneo lleno de encinas y pinos en muchos casos centenarios y con una gran riqueza ambiental, y no tienen lógica alguna que acabe siendo ladrillo. Pero es que, además, la tramitación de este ámbito es compleja, llena de decisiones discutibles, habiendo pasado el suelo de sistema dotacional público sin aprovechamiento a un proyecto de alto impacto, sin hacer siquiera estudio de impacto ambiental. Construir ahí es un atentado en clave medioambiental pues la zona es de gran riqueza ambiental y supone herir de muerte el ya muy deteriorado anillo verde de Pozuelo, rompiendo el vínculo entre el Monte de Boadilla y el Monte de Pozuelo”.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*