Cómo escoger un buen administrador de fincas en la Comunidad de Madrid

La administración de fincas en la Comunidad de Madrid es una de las actividades más importantes para la convivencia de cualquier finca rural o urbana, ya que gracias a ella se garantiza la armonía entre sus residentes.

Hay que saber escoger bien un buen administrador de fincas que esté plenamente capacitado en el ejercicio de sus funciones, pero… ¿Cómo escogerlo? ¿Dónde están?

No es difícil encontrar un buen administrador de fincas, si sabes como

Como es sabido, un administrador de fincas es designado por un grupo de propietarios de fincas para la gestión de todos los asuntos financieros, técnicos y legales de esta.

Sobre sus hombros recae la responsabilidad de que la finca funcione correctamente, que se cumplan con todo lo acordado en la junta de propietarios, que la finca cumpla con los requisitos legales, el acceso a los servicios públicos y muchas otras responsabilidades.

Aunque la administración de fincas es una profesión de libre ejercicio en España, lo correcto e ideal es que sea ejercida por un administrador colegiado para garantizar el ejercicio de sus tareas de forma legal y ordenada.

En ese sentido, el colegio de Administradores de Fincas de Madrid dicta las pautas y vigila que sus asociados se apeguen a las leyes, lo cual es una garantía de gran valor para los propietarios que contraten a uno de estos profesionales.

El Colegio explica que el Administrador de Fincas está sujeto a las normas colegiales, las cuales establecen el desarrollo de sus funciones como gestor y gerente de las fincas para su normal funcionamiento.

Este también actúa como asesor de la finca ante cualquier decisión que tomen sus propietarios, como por ejemplo la selección de una empresa de servicios o la cotización de una tarifa eléctrica, también trabaja como mediador de conflictos tanto internos (entre los propietarios) como externos a la finca, es el representante inmobiliario de la finca ante cualquier organismo público y privado externo, trabaja como secretario y lleva control de las finanzas de los gastos e inversiones en las áreas comunes de la finca.

Es decir, que un administrador de fincas colegiado garantiza una buena convivencia entre los propietarios y se interesa por los intereses generales de la finca.

Funciones del administrador de fincas en Madrid

Como ya hemos explicado, el administrador de fincas en Madrid tiene ante sus hombros muchas responsabilidades importantes, por eso no se recomienda contratar a nadie que no sea administrador graduado de una universidad, y lo más sensato es que dicho profesional esté inscrito en el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, organismo que ha fijado las siguientes funciones de los administradores de fincas:

Gestión de la Finca

Uno de los principales objetivos del administrador es hacer rentable las propiedades que están bajo su cargo, a través de gestiones de conservación y ajuste a las normas de higiene y funcionamiento.

El propietario prácticamente se olvidará de gestionar su finca porque para eso está el administrador que mirará por su buen funcionamiento. Esto, además de garantizarles a los propietarios una mejor calidad de vida, le suma valor a la propiedad, lo cual se toma en consideración para futuras negociaciones de compraventa.

Gerencia de las propiedades y áreas comunes

Un buen administrador de fincas se encarga de vigilar y controlar el buen funcionamiento de los servicios de las fincas, negociará con los proveedores de servicio para lograr mejores condiciones a un buen precio, garantizará la seguridad e higiene de las fincas, estará pendiente de que las fincas gocen de vigilancia y seguridad las 24 horas del día y se encarga de la administración de personal contratado, como conserjería, jardinería y demás servicios eventuales.

Asesoría inmobiliaria

Todo profesional en este sector, asesorará de forma correcta cualquier transacción inmobiliaria para el beneficio de sus propietarios, se encargará de encontrar un buen notario y una persona que sepa sobre el registro de la propiedad, que haga su trabajo adecuadamente, etc.

También buscará negociar el mejor consumo de la energía y cualquier aspecto técnico que signifique mejores condiciones de vida de los propietarios.

Acciones jurídicas

El administrador de fincas también tiene la responsabilidad de cumplir y hacer cumplir cualquier normativa, bien sea acordada en junta de propietarios como las leyes locales.

Esto incluye el cobro de morosos, aplicaciones de sentencias y mantener en orden la finca, de acuerdo con las leyes y jurisprudencia vigente.

También deberá cumplir con las obligaciones con la Hacienda pública, declaraciones de impuestos, liquidaciones, entre otros aspectos legales.

Representación inmobiliaria

Este actuará como representante de la Finca ante agentes externos, custodia toda la documentación de la comunidad, hace cumplir los acuerdos, lleva control de la contabilidad, cobra las deudas con sus acreedores, se encarga de los pagos a proveedores y se ocupa de encontrar nuevas alternativas que beneficien a la comunidad.

¿Cómo encontrar un administrador de fincas en Madrid?

Ante toda esta exposición, ya queda clara la importancia de contratar a un profesional que esté colegiado, pero además que esté plenamente capacitado y sea competente en el ejercicio de sus funciones, pero ¿dónde encontrarlo?

Hay una forma de encontrar fácilmente un administrador de fincas en Madrid a través de Internet.

Solo hay que llenar un formulario con la información de la finca o comunidad de vecinos y en menos de un minuto se presenta una lista de profesionales debidamente colegiados, de esta manera se reduce el tiempo de encontrarlo y hasta se ahorra tiempo y dinero en colocar avisos en la prensa escrita.

Bien sea en un edificio o conjunto de fincas rurales o urbanas, es primordial encontrar un buen profesional que esté colegiado y esté capacitado para el cumplimiento correcto de sus funciones.

Hay que revisar a menudo las directrices del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid para estar enterados de las funciones de estos profesionales. Este profesional tiene en sus hombros la responsabilidad de que todos los propietarios vivan en armonía y calidad de vida, por eso no es conveniente designar a uno de los propios vecinos ni a cualquier otra persona, sino solamente a aquellos profesionales debidamente preparados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*