Anfibio: emprender en tiempos de pandemia

Dos emprendedores de la sierra de Guadarrama unifican los conceptos de ecología y economía familiar, dándole un nuevo significado a la ropa infantil de segunda mano. Son padres de tres hijos y están concienciados con el medio ambiente. Por eso, tenían claro que tenían que hacer algo que ayudara a las familias con el gasto que supone vestir a sus hijos y que también ayudara al planeta.

Parece contradictorio, ya que la industria de la moda low cost es la segunda más contaminante del mundo. Entonces, ¿cómo hacer que los padres puedan tener acceso a ropa de calidad, con el coste que esta conlleva, sin seguir perjudicando al medio ambiente?

La solución la encontraron en la ropa de segunda mano, pero no una segunda mano cualquiera. Conscientes de que una gran mayoría de padres ya utiliza ropa “heredada” o conseguida en apps como Wallapop o Vinted, y de que en muchas ocasiones se retiran prendas prácticamente nuevas, se pusieron a buscar ropa que, como ellos mismos definen, ya haya tenido otro dueño pero no por ello está usada. O si lo está, que no se pueda percibir la diferencia con la que acaba de salir de la tienda. De ahí su eslogan: “Ropa más nueva que la que heredan, a tu gusto y por muy poco más”. Porque no siempre la ropa que reciben los padres es de su estilo, aunque siempre se agradezca el ahorro que supone.

Tras muchas vueltas dieron con los proveedores que les convencían y han lanzado www.anfibio.es, una web de ropa infantil que viene para cambiar el concepto de segunda mano. Porque todas las prendas han sido ya de otra persona, pero a ninguna se le nota el uso. Lo que sí se nota, y mucho, es la diferencia de precio incluso con las cadenas más baratas de low cost. Con muchas opciones desde 0,95€, en tallas de 0 a 16 años, esta opción no solo es ideal para el bolsillo cada vez más castigado de los padres, sino que además contribuye a ralentizar la producción de ropa, y con ello, además de otras muchas cosas, el gasto ingente de agua que esta supone (por poner un ejemplo, la fabricación de una camiseta de algodón requiere 2.500 litros de agua, y de unos vaqueros 8.000, entre regadío y tratamientos).

Las prendas sorprenden por su estado, en algunos casos incluso con la etiqueta de la tienda sin quitar. Y los precios sorprenden por sí mismos, hasta a las personas más acostumbradas a comprar en tiendas low cost o de segunda mano.

La web de Anfibio cuenta con una pasarela de pago de entorno seguro y la atención que ofrecen es personalizada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*