Gaia Jiménez, autora de ‘La lluvia me dirá quién eres’: «Yo misma he padecido pequeñas pérdidas de memoria»

Gaia Jiménez

Por Eva Fraile

La lluvia me dirá quién eres comienza con un grave accidente de tráfico en donde la protagonista pierde la memoria, teniendo que enfrentarse a la vida sin más herramientas que las que va construyendo con ayuda de su intuición. Esta obra es la ópera prima de la escritora malagueña Gaia Jiménez, a quien se le ha otorgado recientemente el Premio Talento de la editorial Caligrama por las cualidades literarias de La lluvia me dirá quién eres.

  • Gaia, ¿puedes desarrollarnos un poco más el argumento de La lluvia me dirá quién eres?

La historia surge a través de una noticia de una chica de tantas que desaparece y acaba siendo encontrada en un bosque. Yo soy de esas personas que observan y analizan todo lo que ven y se me ocurrió pensar, ¿qué habría pasado si esa chica hubiera sobrevivido? Bueno, la respuesta que todo el mundo puede dar es que, psicológicamente, nunca habría salido del bosque. Entonces decidí jugar con esto y hacer que el punto de inicio de la protagonista fuera la pérdida de memoria. Era como la oportunidad de dejarla seguir su instinto sin el peso del condicionamiento social dirigiendo sus pasos o diciéndole cómo debía sentirse al respecto. Ya sabemos que a muy a menudo se cuestiona a las víctimas que superan una violación o una agresión tan salvaje, como si sus vidas tuvieran que detenerse en ese punto. Yo no quería centrarme en ese punto, todo el mundo conoce la crudeza de un trauma, yo quería hablar de la fuerza que todos llevamos dentro para superar las cosas que nos pasan en la vida. Yo quería hablar de amores que sí funcionan, que sí respetan, yo quería hablar del amor propio, de la búsqueda de una identidad que la alejara para siempre del rol de víctima, porque Lluvia es una superviviente.

  • 1
    Gaia Jiménez

    En el libro aparece un pueblo de Málaga y tú, casualmente, eres malagueña. ¿Esto fue a propósito? ¿Nos hablas de este pueblo y por qué de su elección?

Siempre me ha encantado la vida en los pueblos, y las historias que se guardan dentro de sus casitas encaladas. Creo que, si vas a un pueblo y te sientas solo a escuchar, capturas historias increíbles. La naturaleza, la tierra, tiene mucha importancia para mí, así que decidí trasladar el grueso de la historia de Lluvia a entornos de gran riqueza natural y los pueblos de Málaga son maravillosos, sin excepción. El festival de la Luna Mora me parece mágico, un lugar increíble para comenzar una historia de amor y me apetecía que los lectores conocieran las curiosidades de una de las fiestas más bonitas de Málaga.

  • Escribir sobre una chica que ha perdido la memoria tras un accidente no debe ser fácil. ¿Cómo te has documentado para que todo el proceso sea creíble?

Bueno, yo misma he padecido pequeñas pérdidas de memoria. No es exactamente que me golpeara la cabeza y acabara en coma, pero a raíz de un trauma, mi cerebro decidió borrar parte de la información relativa a mi infancia y mi adolescencia, información que he podido recuperar después, entonces, sabía un poco de lo que estaba hablando. Los detalles técnicos los consulté en webs especializadas en el tema.

  • También tratas temas como los abusos sexuales, la dependencia, la pobreza, el amor… ¿Qué nos puedes decir sobre ello?

Me gusta contar historias que levanten la piel de la sociedad, me gusta analizar las cosas que damos por sentadas o sobre las que se han creado una serie de perspectivas tóxicas que no permiten a las personas avanzar. Mucha de la literatura romántica que leía cuando era adolescente se construye sobre personajes femeninos dóciles, vulnerables, mujeres perfectas que esperan ser salvadas por hombres que parecen perfectos pero que no lo son, hombres que buscan dominarlas de alguna manera, o de hacerles sentir que no son nadie sin ellos. A menudo se olvidaban de que la primera forma de amor debe ser el amor propio y como autoras creo que tenemos la obligación moral de enseñar a otras mujeres a aprender a amarse a ellas primero, a valorar a ese hombre que te quiere libre, a ese tipo de hombre que te ama no por lo que puedes llegar a darle siendo por quién eres. Creo firmemente que la literatura es el vehículo perfecto para cambiar un mundo que no funciona, empezando por el concepto de amor que tanto nos han vendido y que tanto daño hace. En este sentido, hay autoras españolas que escriben siguiendo este concepto de nuevo romance donde los personajes son fuertes. Ellas son mis fuentes de inspiración.

  • 1Y es un libro con mucha presencia femenina. ¿Por qué?

Como te comentaba, a veces la sociedad muestra nuestras fragilidades, aquello que nos rompe, aquello que nos ensucia, pero se habla poco de la fortaleza de las mujeres. En pleno siglo XXI seguimos siendo el sexo débil, a pesar de la lucha.

  • En general, ¿qué mensaje nos quieres enviar con La lluvia me dirá quién eres?

Nadie tiene derecho a decirte quién eres, nadie tiene derecho a elegir lo que tienes que sentir o cómo tienes que actuar, la vida no se acaba porque otro decide que se acaba, la vida sigue. Puedes salir del bosque, tienes derecho a hacerlo. Así que toma un tren a ninguna parte, aunque estés rota, viaja a Honolulú si te hace feliz, aunque te caigas en pedazos, enamórate de uno, de dos o treinta, aunque el corazón crea que ya no da para más, porque una piedra en el camino no puede hacerte cambiar el rumbo. Lo que es tuyo, ningún monstruo te lo quita.

  • ¿Tienes nuevos proyectos en mente?

Tengo dos manuscritos muy diferentes entre sí, pero con una carga emocional importante. Muy en la línea de crítica social como subtrama y también centrado en el amor, no solo en el romántico. Son historias desgarradoras, escritas con la lente de la realidad, pero camufladas por ese espacio impersonal que te ofrece la ficción. No puedo adelantar mucho porque como ya he dicho muchas veces, mis historias no siempre son lo que parecen y encierran sorpresas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*