El activista Iván Garrido lanza un crowdfunding para llevar a cabo el proyecto de salud mental Kintsugi

Iván Garrido

“Soy Iván Garrido y nací con VIH. Psicólogo. Emprendedor y hoy, he venido a cumplir mi sueño. Desde que empecé mi carrera, he soñado con tener este proyecto. Un proyecto, en el que la salud mental y todos sus recursos tengan precios éticos”, explica el activista en una campaña que ha puesto en marcha en la plataforma GoFundMe con el fin de llevar a cabo el proyecto de salud mental Kintsugi.

“Soy activista en medios de comunicación, dando voz a todas esas personas que tienen VIH y sufren el peor de sus efectos secundarios, el estigma social”, explica Garrido. 

“El sistema no nos da acceso a recursos de salud mental debido a la pocas plazas que existen. Además, los recursos privados son muy costosos en relación a los salarios medios de nuestro país. Para reivindicar más la salud mental yo cree hace 6 meses el Proyecto Kintsugi”, añade el creador de la campaña. 

 

“Hoy ya somos una comunidad de más de 100.000 personas en TikTok y he podido ayudar y acompañar a muchas personas. Mi meta es clara: vamos a crear el primer gabinete social de Salud Mental”, añade.

  

El Kintsugi es un arte japonés que restaura piezas de cerámica y baña en oro sus cicatrices. Esta metáfora la utiliza para las personas. 

“No debemos ocultar nuestras heridas, al revés, debemos sanarlas, bañarlas en oro y decirle al mundo que somos piezas únicas, con la belleza de las cicatrices del paso del tiempo e irremplazables. Vamos a valorar nuestra pieza y vamos hacer el mejor museo que se haya visto en la historia”, señala. 

El dinero de esta campaña se invertirá en: terminar nuestra página web y e-commerce. Pagar los primeros gastos de gestoría, cuotas, seguros y demás gastos burocráticos. Y ofrecer servicios de salud mental individualizados por profesionales cualificados a muy bajo coste”, sentencia el autor de la campaña.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*