¿Sabes cómo tienes que preparar tu coche para pasar la ITV?

Si hay un momento crítico para muchos conductores es el día que tienen que pasar la ITV de su coche. La seguridad en las carreteras es un elemento fundamental y si queremos que esté garantizada, lo ideal es que revisemos el coche periódicamente no solo al pasar la ITV, sino para asegurarnos que durante todo el año podemos disfrutar de nuestro vehículo en perfectas condiciones. Por ello, antes de pedir cita previa ITV en Madrid, si vivimos en esta ciudad, lo mejor es acudir previamente a un mecánico para que nos haga un diagnóstico previo de cuál es el estado de nuestro automóvil. En este artículo explicaremos de qué manera hemos de preparar el coche para pasar la ITV.

Es necesario hacer una inspección previa profunda tanto del exterior como del interior del automóvil

Como indicamos anteriormente, la revisión del coche previa a pasar la ITV es crucial para descartar posibles problemas el día que vayamos a pasarla. Uno de los aspectos más importantes antes de pasar la ITV es tranquilizarse, ya que parece mentira, pero hay muchas personas a las que este día les supone un auténtico suplicio y son un manojo de nervios.

Para ahondar en esa tranquilidad y asegurarse de que todo va a ir bien y no va a haber sorpresas desagradables, lo mejor es acudir a un taller de automóviles para que nos hagan una investigación profunda del estado del coche.

A la hora de analizar las distintas partes del coche que se deben revisar al pasar la ITV, destacamos en primer lugar el exterior. Es decir, se revisará que no exista óxido ni tampoco desperfectos en ninguna de las partes del coche, se revisarán también los elementos como los retrovisores o también el parabrisas.

Además, será revisado con antelación el estado de las placas de matrícula, que deberán estar perfectamente legibles, sin contener ningún desperfecto. Y evidentemente, un elemento fundamental son los neumáticos, que son cruciales para un óptimo funcionamiento del coche y de la seguridad de todos. Con un mantenimiento periódico, será suficiente, y en estas revisiones, se observarán posibles grietas, cuarteos o bien un desgaste demasiado profundo en las ruedas.

También es importante echarle un vistazo al alumbrado y dentro de este campo, encontramos una gran variedad de luces: las de carretera, las intermitentes, la marcha atrás o incluso las antiniebla. Todas tienen que estar en perfecto estado y en caso de que haya algún problema, es importante y necesario cambiar la bombilla con antelación.

Respecto al interior del coche, nos referimos especialmente a que los asientos estén bien sujetos al vehículo y sobre todo la mecánica. Nos fijaremos en que no haya filtraciones de líquidos, vigilar el sistema de dirección y sobre todo, los frenos. El fallo de los frenos es la causa principal por la que los coches no consiguen pasar la ITV al considerarse una falta muy grave.

Por otra parte, el mundo cada vez es más sostenible por lo que la medición de emisiones contaminantes también es una prueba a tener muy en cuenta. Para ello, revisaremos con antelación el motor y para eso tendrá que estar caliente, puesto que consume menos y emiten menor cantidad de emisiones contaminantes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*