Las figuras mundiales se alejan de La Liga

Ya hace tiempo que La Liga necesita nuevos atractivos. En los últimos años han sido varios los grandes nombres que han salido de nuestras fronteras en busca de nuevas aventuras: Leo Messi, Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Neymar Junior… En su defecto, pocos han llegado, y el interés de la competición ha caído ligeramente. Sin grandes figuras y con algunos equipos en plena reconstrucción deportiva y económica, se esperaba que este verano fuera de grandes movimientos.

El campeonato español es uno de esos que todo ‘crack’ de primer nivel quiere disputar. Ejemplo de ello es que, junto a la Premier League y la Champions League, es la competición futbolística más seguida en todo el mundo. No es de extrañar tampoco el gran impacto que genera a nivel mediático en retransmisiones y en las diversas casas de apuestas, donde se suele pronosticar el ganador temporada tras temporada. En esta edición del campeonato nacional, se ha cumplido lo previsto con el Real Madrid, y el gran aliciente para los blancos será ver si podrán aguantar el pulso en la próxima edición.

Mbappé y Haaland esquivan España

Los dirigentes de La Liga desean con todas sus fuerzas ver cómo grandes estrellas aterrizan en España en el próximo mercado de fichajes. Se especuló con que Real Madrid y FC Barcelona se repartirían las dos grandes promesas del mundo del fútbol: Kylian Mbappé y Erling Haaland. Ambos llevan ventanas de fichajes sin realizar grandes inversiones, y se esperaba que pudieran tirar la casa por la ventana en esta.

El delantero noruego, actualmente propiedad del Borussia Dortmund, no pisará el Camp Nou como local el próximo curso. El joven de 21 años cogerá rumbo a la Premier League, concretamente al Manchester City de Pep Guardiola. El conjunto celeste cuenta con un proyecto deportivo atractivo y muy potente, además de un nivel adquisitivo muy superior al de los grandes clubes de España. Su anuncio ha significado el final de un culebrón que se llevaba arrastrando aproximadamente dos años.

Más seguro era el salto de Mbappé del Parc des Princes al Santiago Bernabéu. Ahora todo ha quedado a la expectativa de los deseos del jugador. El francés de 23 años se encuentra cómodo en París y, aunque le haría ilusión jugar en La Liga, nadie puede competir con la propuesta salarial que prepara su actual presidente, Nasser Al-Khelaïfi, para que prolongue su contrato. Termina la vinculación a finales del mes de junio y la posibilidad de que esquive la oferta de los blancos cada vez es mayor. ¿Se verán movimientos importantes en el mercado?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*