Solución financiera al alcance de un clic para llegar a fin de mes

Salir a tomarse unas cañas, viajar, vestir bien, consumir artículos de calidad, tener un buen coche y llevar a los niños a un colegio de pago es un estilo de vida imperante entre un elevado número de familias de la zona noroeste de la Comunidad de Madrid, donde según el Instituto Nacional de Estadística (INE) se ubican los municipios más ricos de España: Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Las Rozas de Madrid y Boadilla del Monte, entre otros.

Pese a que a la vez en estas ciudades las rentas medias por hogar son de las más elevadas del país, oscilando entre los 44.000 euros anuales en el caso de Majadahonda y los 55.000 euros en el de Pozuelo, siendo además estas localidades las que presentan las menores tasas de desempleo, que se sitúa en un 9,4% por ejemplo en Pozuelo de Alarcón, parece difícil que con un tren de vida tan elevado como el descrito sea posible llegar a final de mes.

Otros datos que apuntan a posibles dificultades de liquidez son, por un lado, la carestía de las viviendas en esta zona de la Comunidad de Madrid, por lo que las cuotas mensuales de las hipotecas son altas. Por otro lado, en estos municipios se concentra el mayor número de familias numerosas asimismo de España, esto es, la tendencia en el noroeste de la región madrileña es a tener buen número de hijos, con lo que ello supone para la economía del hogar.

Las preguntas por lo tanto son: ¿qué hacer en esas condiciones para llegar a final de mes? ¿Es posible afrontar un imprevisto que se presente de repente? O incluso en consonancia con otro dato de la zona, que señala que el 4% de la población de estos municipios es emprendedora, ¿cómo conseguir financiación para poner en marcha una idea o un proyecto?

Hay soluciones. Una de las más sencillas y cómodas es recurrir a créditos rápidos a través de empresas que ponen muy fácil su tramitación y que ofrecen opciones de financiación cada vez más demandadas tanto por particulares como por empresas, que alivian así su economía.

Estos créditos rápidos pueden solicitarse en cualquier momento y suelen ser por importes pequeños en la mayor parte de los casos, por lo que son fáciles de amortizar. Además su principal ventaja es que se gestionan online, sin papeleos, sin nóminas, sin tener que moverse de casa, siendo muy altas las probabilidades de que sean concedidos. Así, prácticamente se puede disfrutar del dinero de manera inmediata.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*