El mundo de la caza reclama reformar el Código Penal para frenar la impunidad en las redes sociales

Los representantes de las principales organizaciones del sector cinegético en España se han concentrado ayer en Madrid para reclamar al Gobierno la reforma del Código Penal de cara a frenar la impunidad en las redes sociales tras los insultos y ataques a la cazadora y bloguera recientemente fallecida Mel Capitán.

La organización de la concentración ha sido coordinada por la Real Federación Española de Caza, la Oficina Nacional de Caza y Fundación Artemisan.

El sector cinegético considera necesario el desarrollo jurídico del delito de incitación al odio y ampliar la protección al colectivo de cazadores, entre otros. Este colectivo se encuentra totalmente desprotegido hasta el punto de ver menoscabado su derecho a la libertad individual al realizar una actividad lícita, reglada y controlada como es la caza.

La libertad de expresión, según las organizaciones convocantes, no puede amparar la lesión de otras libertades y la dignidad de las personas, tal y como ha sido el dramático caso de la cazadora y bloguera Mel Capitán, que nada más conocerse su fallecimiento y en pleno duelo de su familia y amigos, las redes sociales albergaron afirmaciones como: “Que la violen en el infierno”; “Lo de hace calor lo dice porque está en el infierno. Púdrete allí”; “Está viva, no os preocupéis, lo que pasa es que ha dejado la caza y ahora está en el casting de The walking dead, va a hacer de zombie la próxima temporada”.

Los más de 1.000 cazadores concentrados en la Puerta del Sol de Madrid han mostrado su indignación ante la impunidad de este tipo de ataques que, desgraciadamente, sufre con demasiada frecuencia el colectivo –integrado en España por más de un millón de personas-.

El acto ha servido además para rendir un sentido homenaje donde han intervenido, además del presidente de la Real Federación Española de Caza, Ángel Lopez, y del presidente de la Oficina Nacional de la Caza Santiago Iturmendi, dos conocidos blogueros y amigos de Mel Capitán, Michel Coya y Beatriz Alcoya, siendo esta última la encargada de dar lectura a un Manifiesto donde se han detallado las demandas de todo el colectivo cinegético al Gobierno para que ponga en marcha las modificaciones legislativas necesarias que eviten la impunidad en redes sociales. “Hemos llegado a comprobar en nuestras propias carnes la deshumanización de aquellos que intentan humanizar a los animales”, ha expresado Beatriz Alcoya.

Esta concentración ha supuesto la antesala de la gran manifestación que también se celebrará en Madrid y que el mundo rural celebrará próximamente, cuya fecha se decidirá el 8 de septiembre en la reunión de la Alianza Rural, entidad que reúne a las organizaciones de los sectores de la caza, la pesca, la agricultura, toro de lidia, forestal y otros sectores afines del medio rural, en la que se solicitará al Congreso un apoyo claro al mundo rural y a sus tradiciones.

Fundación Artemisan

Fundación Artemisan es una organización sin ánimo de lucro que nace con el propósito de promover la investigación y la comunicación de la caza, así como dar solución a los retos a los que se enfrente el sector cinegético en España.

Integrada por un amplio número de organizaciones del ámbito cinegético, como Aproca, Oficina Nacional de la Caza, Ademac y Asiccaza, Federaciones de Caza de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura o Castilla y León, y más de 60 empresarios privados, Fundación Artemisan tiene como principal misión el fomento de la investigación con el fin de promover la actividad cinegética sostenible en España.

Desde la institución se impulsan estudios e informes que ayudan a tener un mejor conocimiento del rol que desempeña la caza en el equilibrio del ecosistema y su impacto en la economía, así como de las distintas especies, su hábitat o enfermedades, entre otros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*