AQUILA a-LIFE contribuirá a la recuperación del águila de Bonelli en España e Italia

Águila de Bonelli / Foto: Juan Jaramillo, GREFA

El pasado día 12 de marzo se ha presentado oficialmente en el Hospital de Fauna Salvaje de GREFA, en Majadahonda (Madrid), el proyecto AQUILA a-LIFE, que bajo la tutela de la UE quiere contribuir a la recuperación en el Mediterráneo occidental del águila de Bonelli (Aquila fasciata) y a dar la vuelta a su tendencia poblacional regresiva. También llamada águila perdicera, es una de las aves rapaces más amenazadas de Europa.

Para ello AQUILA a-LIFE, que estará operativo hasta 2022, contempla la liberación de ejemplares a partir de esta misma primavera en zonas del centro y el norte de España, en las que la población de águila de Bonelli es muy precaria, así como en la isla italiana de Cerdeña, donde actualmente no vive esta especie.

Otra línea de trabajo del proyecto, ya iniciada, es la de abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones en tendidos eléctricos de diseños peligrosos para las aves, a través del trabajo conjunto con sectores clave como compañías eléctricas, administraciones locales y expertos en la materia.

El acto de presentación de AQUILA a-LIFE ha contado con más de medio centenar de asistentes, entre representantes de organismos públicos, ayuntamientos, fiscalía, compañías eléctricas y grupos ecologistas, así como expertos en la especie. El proyecto está coordinado por la ONG GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO (Francia). Cuenta además con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

“AQUILA a-LIFE toma el relevo de otro proyecto dedicado a la misma especie, el LIFE Bonelli, que ha hecho posible liberar en los últimos cuatro años casi un centenar de águilas de Bonelli y obtener éxitos como el de la recuperación de la extinta población de la especie en Mallorca”, explica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA.

Durante el acto de presentación celebrado hoy en la sede de GREFA se han conocido las acciones ya realizadas, entre ellas las primeras correcciones de tendidos eléctricos y la puesta en marcha de la web del proyecto, accesible en www.aquila-a-life.org. “AQUILA a-LIFE reforzará el papel del águila de Bonelli como especie paraguas, ya que de las medidas que se apliquen se beneficiarán muchas otras aves”, indica Álvarez.

Muy vulnerable a las electrocuciones

El águila de Bonelli es una de las aves rapaces que se encuentra en regresión en gran parte de sus poblaciones. A nivel mundial aparece ampliamente distribuida a lo largo del sur de Europa, el norte de África, Próximo y Medio Oriente, India y sur de China. La población en el Mediterráneo Occidental está formada por 1.600-2.200 parejas, de las que aproximadamente la mitad se encuentra en tres países de la Unión Europea: España (733-768 parejas), Italia (34-28 parejas en Sicilia) y Francia (30 parejas).

La disminución del águila de Bonelli en Europa contrasta con la estabilidad o incluso la recuperación durante este mismo período de otras grandes rapaces, como el águila imperial ibérica o el águila real, con las que compartiría similares problemas y amenazas.

“El punto débil del águila de Bonelli podría ser su elevada mortalidad por electrocución, ya que además de posarse en la parte alta de los apoyos también utiliza –a diferencia de las otras grandes águilas- los puntos inferiores de las crucetas, donde el riesgo se multiplica”, afirma el biólogo de GREFA Juan José Iglesias, uno de los coordinadores del trabajo de campo de AQUILA a-LIFE.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*