Cruz Roja apuesta por la prevención para envejecer de forma activa, saludable y con dignidad

Vivimos en sociedades con población cada vez más envejecida. En la actualidad, casi 700 millones de personas son mayores de 60 años. Por primera vez en la historia de la humanidad, en 2050 en el mundo habrá más personas mayores de 60 años que niños y niñas.

Este contexto requiere dar respuestas a las necesidades particulares de las personas mayores y de sus entornos familiares. Se trata de una cuestión de derechos humanos que requiere de la actuación de toda la sociedad para que sea posible envejecer con dignidad.

En nuestra Asamblea de Majadahonda Las Rozas la atención a los mayores se produce a través de cuatro proyectos y varios talleres, así como de la Teleasistencia.

En el proyecto de “Ayuda domiciliaria complementaria”, se realizan acompañamientos para hacer gestiones o acudir al médico, se prestan productos de apoyo y se dan consejos para mejorar la seguridad y la movilidad en la vivienda.

Con el programa “Enrédate” se intenta ayudar a combatir el sentimiento de soledad que puede embargar a los mayores, ayudándoles a mejorar las relaciones sociales, acompañándolos en sus domicilios o mediante talleres para que aprendan el manejo de medios como los smartphones

Otros programas que se desarrollan en la Asamblea de Majadahonda y Las Rozas son los de “Salud constante”, en el que mediante charlas o entrevistas se fomentan y se hace un seguimiento de hábitos saludable o de las pautas en la medicación. Con el programa de “Funciones cognitivas”, mediante actividades como el taller de memoria se intenta ayudar al mejor funcionamiento de la misma y de la atención.

Para Cruz Roja las personas mayores son una prioridad. Cada año la Organización atiende a más de 225.440 personas (164.328 mujeres y 61.119 hombres) que forman parte de este sector de la población. Lo que le permite conocer sus principales problemáticas tales como la soledad, la falta de autonomía, situaciones de discriminación por edad, abusos o violencia y la sobrecarga de sus familiares que realizan labores de cuidados, entre otras.

Pero también, Cruz Roja quiere poner en valor la contribución a la vida social, económica, cultural y política de las personas mayores. Además de poner el foco en que, parte de los retos que supone para las sociedades el envejecimiento de la población, pasan por la toma de conciencia de las personas de lo que supone este proceso, así como las conductas, hábitos y estrategias que inciden positivamente sobre la calidad de vida durante la vejez.

Promover un envejecimiento activo y fomentar un cambio en la percepción que existe en la sociedad sobre el envejecimiento, son objetivos fundamentales para Cruz Roja en su labor con personas adultas y mayores. Por ello, este año ha puesto en marcha un nuevo proyecto ‘Atención a personas en proceso de envejecimiento’, financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con el que apoyar a las personas que se encuentran cerca de los 65 años a prepararse para afrontar de manera satisfactoria esta nueva etapa vital.

A través de este proyecto, Cruz Roja pretende identificar y prevenir algunos factores de riesgo que pueden desembocar durante la vejez. Y así, ayudar a estas personas a poner en marcha las acciones necesarias para protegerse frente a esos problemas y a disfrutar de una mayor calidad de vida durante la vejez. En lo que va de año, más de 3.900 personas (2.922 mujeres y 998 hombres) han sido atendidas a través del proyecto.

Por otro lado, la participación del voluntariado es clave en el éxito del proyecto y constituye el soporte mayoritario. La persona voluntaria es fuente de escucha, nexo de apoyo y referente comunitario de la intervención desarrollada por Cruz Roja. Actualmente 42.143 (27.242 mujeres y 14,901 hombres) voluntarias participan en este y otros proyectos dirigidos a personas mayores.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*