Dos millones de euros para mejoras sociales

OPINIÓN

La ley 19/2013 de Transparencia y acceso a la información pública y buen gobierno,  establece la obligación de publicidad activa para los presupuestos de todas las Administraciones Públicas, con descripción de las principales partidas presupuestarias e información actualizada y comprensible sobre su estado de ejecución. Ese gran desconocido para los ciudadanos medios que son los presupuestos que anualmente se aprueban por las corporaciones municipales pueden definir el estado de bienestar de toda la población de un municipio.  Un proyecto que debe dar respuestas a las necesidades básicas, y adelantarse a los problemas para buscarle soluciones.

De forma sistemática, año tras año, el Gobierno de González Terol nos entrega a los partidos de la oposición el proyecto de Presupuestos sólo 4 días antes de que éstos vayan a la Comisión Informativa de Hacienda. Este espacio de tiempo no permite a los grupos municipales que representan a una parte importante de los vecinos, hacer una evaluación de los proyectos que se pretenden atender y hacer enmiendas para que sus peticiones sean escuchadas, así como las demandas del conjunto de los vecinos de Boadilla.

Este documento que es de una gran extensión no permite, en igual medida, la participación de los ciudadanos,  de los trabajadores municipales, sus representantes, asociaciones de empresarios y comerciantes, asociaciones de Boadilla, ni sindicatos. Ademas de la obligatoriedad de transparencia que la ley establece de forma rigurosa, estos presupuestos, carecen en su totalidad de la participación ciudadana en todas las etapas del proceso presupuestario.

La participación de los vecinos en una democracia moderna y transparente daría visibilidad de la gestión a todos estos representantes de la ciudadanía antes de llevarlos a pleno para poder recoger ideas y sugerencias.

Una vez más, ante esta realidad el Grupo Socialista ha realizado un gran esfuerzo para hacer un trabajo riguroso e intenso en estos pocos días, analizando, estudiando y elaborando enmiendas al proyecto de presupuestos de 2019 en aquellos aspectos y políticas de los que creemos que carece.

Las enmiendas dan respuesta a problemas que existen en Boadilla y que compartimos con los ciudadanos. Los más de 2 millones que se invierten en estas iniciativas se obtienen del ahorro en partidas de publicidad, propaganda, gastos de representación, externalización de servicios municipales, una mayor eficiencia en la gestión y evitar financiar partidas de infraestructuras que corresponden al gobierno de Ángel Garrido en la Comunidad de Madrid, partida que se repite al igual que en el presupuesto del 2018 con el gobierno de Cristina Cifuentes.


Isabel Carmona Maestre, portavoz del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Boadilla del Monte

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*