El proyecto europeo AQUILA a-LIFE recibe en Majadahonda dos águilas de Bonelli decomisadas en Bulgaria

España y Bulgaria colaboran en favor del águila de Bonelli, víctima del contrabando de fauna

Dos águilas de Bonelli han sido trasladadas desde Bulgaria a España, gracias a un acuerdo de cesión de estas aves al proyecto europeo AQUILA a-LIFE. Este acuerdo se ha formalizado ayer en la sede del centro de recuperación de fauna salvaje de GREFA, con sede en Majadahonda (Madrid), entre esta ONG española y la ONG búlgara Green Balkans.

La historia de estas aves, que llegaron a Madrid en avión desde Sofía el pasado 6 de noviembre, remite a uno de los problemas más graves que sufren algunas especies protegidas y amenazadas de rapaces, como es el comercio internacional ilegal de fauna.

Estas dos águilas de Bonelli, que fueron decomisadas en Bulgaria a una red de traficantes de fauna, tendrán ahora una segunda oportunidad al ser acogidas por AQUILA a-LIFE, un proyecto apoyado económicamente por la Unión Europea que GREFA lidera en colaboración con otras entidades socias de España, Italia y Francia, con el fin de contribuir a la recuperación de la especie en el Mediterráneo occidental.

En uno de los casos más relevantes de tráfico ilegal de especies ocurrido en Bulgaria, estas dos águilas de Bonelli fueron decomisadas en 2010 en el puesto fronterizo de Vidin, al noroeste del país, desde donde se accede a Rumanía por ferry cruzando el Danubio. “La colaboración internacional, que ha sido clave para poner en marcha el proyecto AQUILA a-LIFE en favor del águila de Bonelli, también está sirviendo para destapar y dar a conocer amenazas aún demasiado ignoradas sobre la aves rapaces, como es su captura y comercio ilegales”, indica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA.

Situación del águila de Bonelli

El águila de Bonelli (Aquila fasciata) es una de las aves rapaces que se encuentra en regresión en gran parte de sus poblaciones. A nivel mundial aparece distribuida a lo largo del sur de Europa, el norte de África, Próximo y Medio Oriente, India y sur de China.

La población en el Mediterráneo occidental está formada por 1.600-2.200 parejas, de las que aproximadamente la mitad se encuentra en los tres países que participan en el proyecto AQUILA a-LIFE: España, que acoge la mayor parte de esos efectivos y, en menor medida, Italia y Francia.

El proyecto AQUILA a-LIFE (LIFE16 NAT/ES/000235) quiere contribuir a aumentar la extension de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir su tendencia poblacional regresiva, para ayudar a la restauración de los ecosistemas donde habitaba antaño la especie. Para ello se contempla la liberación de ejemplares en España e Italia (Cerdeña), así como abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

El proyecto AQUILA a-LIFE, operativo hasta 2022, está coordinado por GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO/BirdLife (Francia). Web: http://aquila-a-life.org

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*