Las ventajas para las pymes de externalizar su gestión laboral, contable y fiscal

La externalización de servicios u outsourcing es una tendencia en auge en la actualidad entre las empresas, especialmente entre las medianas y pequeñas, que recurren a esta práctica por las múltiples ventajas que ofrece. El outsourcing supone, de hecho, dejar en manos de terceros (empresas subcontratadas, proveedores, consultorías o asesorías) servicios como la contratación de personal y gestión de recursos humanos, la gestión contable y fiscal o gestiones del ámbito laboral, entre otras, lo que permite a las pymes volcarse, en cuanto a dedicación de recursos y esfuerzos, en el desarrollo de su actividad empresarial propiamente dicha, optimizando así su rendimiento y sus resultados.

Contar con los servicios externos de una asesoría en Madrid posibilita también reducir los costes de personal y de estructura, en este caso sobre todo a las compañías grandes, que suelen necesitar espacios de trabajo u oficinas específicamente para realizar los trámites relativos a recursos humanos y nóminas. Se evitan así alquileres o los costes fijos en el alquiler de despachos, costes que se convierten en variables y que conllevan un importante ahorro económico gracias al outsourcing. Pero este ahorro no solo es económico ya que la externalización de servicios posibilita igualmente liberar tiempo y no tener que dedicar recursos a la formación y cualificación del personal que tendría que estar dedicado a prestar los servicios objeto del outsourcing.

Mejora así la eficacia, competitividad y productividad de las empresas, que al poner en manos de expertos en cada ámbito la gestión de los aspectos jurídicos, contables, financieros, etc., ofrecen a la vez una imagen de profesionalidad, credibilidad y solvencia, pues en definitiva el outsourcing permite optimizar todos los procesos del negocio, lo que implica a la par mejorar sus perspectivas de crecimiento.

El dilema para las empresas que se plantean externalizar servicios, y son muchos los que pueden ser objeto de esta propuesta (ámbitos fiscal, contable, laboral, jurídico, de recursos humanos… gestión del punto de venta en el caso de comercios, documentación, internacionalización, marketing, comunicación, desarrollo web y presencia online, redes sociales, etc.), se asocia a la duda de a quién o quiénes contratar o cuántas subcontrataciones han de realizar para cubrir todos esos servicios.

Hoy día la respuesta vendría de la mano de empresas que prestan servicios integrales o globales, como la asesoría GD Asesoría, siendo una de las características a valorar a la hora de elegir con cuál trabajar que tenga presencia u oficinas en la ciudad donde radica el contratante del outsourcing o que abarque todo el territorio nacional de manera unificada (oficina única), siendo también importante que cuente con un gran volumen de empleados y expertos además en todas las materias objeto de la subcontratación, con los que poder atender la gestión en dichos campos de manera óptima, personalizada y diferenciada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*