Aún es posible acogerse a un Plan Renove para instalar nuevas calderas más eficientes que reduzcan la contaminación atmosférica

Termostato de calefacción / Foto: Avantrend

En España la mala calidad del aire es la causante del fallecimiento prematuro de 38.000 personas al año, siendo precisamente la capital, Madrid, una de las ciudades de nuestro país con peor calidad medioambiental, con el agravante además de que esta contaminación atmosférica va progresivamente en aumento según avanza el tiempo, especialmente en invierno. Ello es debido en buena parte, según los expertos y entre otros factores, a que muchos edificios de comunidades de vecinos y empresas cuentan aún con calderas viejas, más contaminantes, que funcionan con gasóleo o carbón.

Es preciso, por lo tanto, sustituir dichas calderas por otras más eficientes para reducir el consumo energético y la contaminación del aire y, aunque la Comunidad de Madrid ha suprimido en los últimos años el Plan Renove de Salas de Calderas y de Componentes Industriales a Gas, la buena noticia es que hay empresas como Femada que todavía ofrecen este Plan Renove, pensando tanto en los usuarios como en el cuidado del medio ambiente, para renovar las calderas viejas, de modo que los cientos o miles de edificios con salas de calderas antiguas que aún usan carbón o gasoil pueden pasar a usar gas natural acogiéndose a ayudas para sustituir aquéllas incorporando nuevas calderas de condensación.

Según fuentes de la Comunidad de Madrid, aproximadamente el 60% del consumo de energía en los hogares se corresponde con la utilización de sistemas de calefacción y de suministro de agua caliente con los que cuentan los edificios. De ahí la importancia que tiene, de cara a disminuir el consumo de energía y, con ello, la contaminación del aire, la reducción del uso de la calefacción, así como la instalación en los edificios de sistemas con funcionamientos más eficientes, los cuales posibilitan un mayor ahorro energético.

La reducción del impacto ambiental viene de la mano asimismo del desarrollo del sector de las energías limpias en nuestro país, en torno al cual se celebrará en los próximos días en Ifema (Madrid) una nueva edición de la Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente, GENERA 2019, que presentará un nuevo escenario en el marco del Real Decreto Ley 15/2018, que persigue relanzar el autoconsumo y abrir nuevas oportunidades para el desarrollo del sector de las energías limpias en España, así como reducir el citado impacto medioambiental. De hecho, entre las muchas innovaciones que se darán a conocer en este evento, destacarán las orientadas a mejorar la eficiencia de las instalaciones, tal y como han anticipado los organizadores de la feria.

Entre las medidas a adoptar para combatir la contaminación derivada del uso de la calefacción figuran de hecho la limitación de su uso, la prohibición del empleo de calefacciones centrales y, sobre todo, promover que cada hogar lleve a cabo la propia gestión del consumo energético y de la generación de energía, esto es, el autoconsumo que propugna el anteriormente referido Decreto Ley.

En paralelo a dichas acciones acaba de ver la luz un informe difundido por la compañía Primagas, en el que se pone de manifiesto que la Comunidad Autónoma española donde más ha aumentado en el último año el consumo de gas licuado es precisamente Madrid, en concreto en una proporción de un 25%, estando considerado este gas como una energía clave para reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 30% frente al carbón, un 20% frente al gasóleo y un 50% frente a la electricidad, sin que apenas emita partículas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*