Horno San Onofre se alía con Teatro del Finikito en su dulce homenaje a la Comedia del Arte

El obrador, además de volver con sus exquisitas máscaras de carnaval, de estilo veneciano y de chocolate, acoge el 2 y 3 de marzo, en dos de sus locales (el de c/San Onofre, 3 y La Santiaguesa, c/ Mayor, 73) varias funciones en torno a Arlequín, Pantaleone o Polichinela, que correrán a cargo de Teatro Finikito, pionero en España en cultivar la Comedia del Arte.

“Hoy comamos y bebamos, cantemos y holguemos. Mañana, ayunaremos”. Así se las gastaba el poeta Juan de la Encina para condensar en una frase el espíritu del Carnaval, una fiesta de origen pagano -hay quien le calcula 8.000 años- que el catolicismo asumió como antesala de la Cuaresma, los cuarenta días de ayuno en los que se emula el retiro de Cristo al Monte Sinaí. Cada carnaval es distinto. En todos sacamos la máscara que llevamos dentro, rastreamos personalidades diferentes a la nuestra, pero poco tiene que ver el de Nueva Orleans con el de Brasil, el Trinidady Tobago con el de Tenerife, el de Huelva con el de Venecia, una ciudad que es un gran teatro en sí misma, y cuyas máscaras rococó, que evocan la Comedia del Arte (el padre de todos los géneros teatrales) reinventa por estas fechas Horno San Onofre, en una cuidadísima y deliciosa edición artesana.

Máscaras elegantes, cuidadas al detalle y de chocolate, alimento que Horno San Onofre cumple tres garantías: la de mantener la fórmula tradicional de manteca de cacao sin incorporar otras grasas o sucedáneos, la de no haber sido extraído en la plantación con el trabajo de ningún niño, y las de adaptarse a cada receta. Y para reivindicar y escenificar aún más su homenaje a la Comedia del Arte, San Onofre se alía con Teatro del Finikito y acoge la representación, en estos carnavales, de varias escenas propias de ese territorio teatral que es el germen de la escena moderna, donde la risa es la mejor venganza, hay grandes dosis de improvisación, donde se inició Vittorio Gassman y que marcó las obras de Shakespeare, Molière o el Siglo de oro español. Las funciones tendrán lugar en el local de Horno San Onofre (San Onofre, 3), el sábado 2 de marzo a las 18h, a las 18.45h y a las 19:30h; y en La Santiaguesa (Mayor, 73), el domingo 3 de marzo a las 11.30h, 12.15h y 13h. Se recupera así el espíritu itinerante de un género que en la Italia del Renacimiento se representaba en plazas de pueblo, y se pone en escena a sus grotescos personajes, que el teatro ha terminado asumiendo como arquetipos comunes a todos los géneros: los buscavidas como Arlequín, Colombina o Polichinela; los viejos como Pantaleone, el mercader avaro y ruin; el Capitán, arrogante y fanfarrón que oculta una gran inseguridad; o los Enamorados, siempre con pájaros en la cabeza.

Teatro del Finikito ha hecho de la Comedia del Arte su médula espinar. Es pionera en España dedicándose a difundirla desde 1990, organiza el Festival Internacional Del Arte Della Commedia y es miembro de la Asociación Europa in Maschera, apoyada por la Unión Europea en su difusión de la commedia dell’arte. Jaime Arranz, Eva M. Del Campo y David Sanz se ocuparán en Horno San Onofre de cantar, bailar e interpretar, con máscara, con la intensidad que requiere la disciplina.

Además, durante todo el carnaval, las máscaras de chocolate convivirán en San Onofre con filloas, rellenas de crema pastelera o dulce de leche, y bartolillos. Unos productos que este año inauguran la que será, en adelante, una nueva tendencia para todos los preparados fritos de estas pastelerías: se cocinarán con aceite de oliva virgen extra, reforzando el doble compromiso, con el sabor y con la salud, que siempre ha inspirado a Horno San Onofre.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*