Valdemorillo vive ya todo el buen sabor de sus Fiestas de San Blas

Los espectaculares fuegos artificiales hicieron brillar la noche de Las Candelas, un prólogo lleno de color para la gran diversión a la que invita ya este pueblo, con eventos para todas las edades y gustos

1Los gigantes y cabezudos han vuelto a poner este pasado 3 de febrero una de las más tempranas notas de color en la celebración del día grande de Valdemorillo, la festividad de San Blas, su patrón. Y por ello, a los sones de la Banda y la, simpatía del pasacalles les ha seguido la misa oficiada en la Iglesia de Nuestra señora de la Asunción, tras la que se ha emprendido, como igualmente demanda la costumbre local, el recorrido a pie, de autoridades y vecinos, hasta alcanzar la Plaza de Toros de La Candelaria. Allí se ha abierto Puerta Grande antes de dar inicio este lunes 4 la Feria, pero en esta ocasión para dar paso a todos al albero, donde se ha servido un aperitivo popular. Un gran toque de sabor, disfrutado por los centenares de valdemorillenses que no han querido dejar de paladear uno de los momentos imprescindibles entre los que brinda el amplio programa organizado por la Concejalía de Festejos que gestiona Nino Gil Rubio, sumando también el apoyo del resto de áreas municipales.

Y para continuar con los compases festivo tan propios de una fecha como ésta, el santo patrón ha vuelto también a ser portado en andas por pleno centro urbano, ahora por los hombres ya que las mujeres hicieron lo propio horas antes, llevando ellas a la Virgen de la Candelas desde la ermita al templo parroquial. Sn los actos centrales de una jornada como mucho más por delante, como el Concurso de Rondón y la actuación de la orquesta La Isla.

Además, a destacar el gran ambiente que se vive en la localidad, con una Plaza de la Constitución llena de los tradicionales puestos, el tren turístico dando vueltas y vueltas por el casco, y en general, la animación de todos cuantos salen con ganas de vivir la fiesta que tan buen gusto deja ya a todos.  El colorido y espectacularidad de los fuegos artificiales que brillaron en la noche de Las Candelas ya fu buen presagio de “lo mucho que queda por disfrutar, aquí y ahora, en Valdemorillo”.

1

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*