WiBLE alcanza los 70.000 usuarios con 2.500 alquileres diarios

Los 500 Kia Niro Híbrido Enchufables de WiBLE han recorrido más de cuatro millones de kilómetros en los primeros meses de servicio gracias a la gran autonomía del vehículo, 58 km en modo eléctrico y más de 600km gracias a su tecnología híbrida

WiBLE, el servicio de carsharing impulsado por Kia y Repsol, ha alcanzado su séptimo mes de funcionamiento en la capital con 70.000 clientes que han recorrido “más de cuatro millones de kilómetros en estos primeros meses y un promedio de 2.500 viajes por vehículo”, desvela el CEO de la compañía, Javier Martínez Ríos.

Como vehículo etiqueta cero emisiones, los coches de WiBLE pueden circular y aparcar en todos los escenarios del protocolo por alta contaminación, moverse por toda el área de Madrid Central, salir de la M-30 gracias a su gran autonomía y estacionar libremente y sin límite de tiempo en las zonas S.E.R.

El área de actuación de la compañía de carsharing, además de dar servicio a la almendra central, está operativa al norte de Madrid incluyendo Mirasierra, Las Tablas, Sanchinarro y La Moraleja, así como dos zonas de freefloting en Alcobendas. Abrir zona en este municipio fue una de nuestras primeras apuestas, “por la gran demanda que había de un servicio como el nuestro y porque la autonomía del Kia Niro permite llegar a zonas como Alcobendas con todas las garantías de hacer el viaje completo”, señala Martínez Ríos.

Al este de la capital, WiBLE abarca todo el perímetro limítrofe con la calle Arturo Soria hasta la calle Alcalá y los barrios de Concepción y Quintana. También cuenta con una zona en Campo de las Naciones.

Al sur cubre todo el perímetro de la M30 y al oeste, abarca toda la zona de Ciudad Universitaria.

Para dar respuesta a los vecinos que viven fuera de la capital, WiBLE cuenta con tres bases interurbanas situadas en Villaverde, Las Tablas y Pozuelo “en las que los usuarios pueden dejar su coche privado y coger un WiBLE para entrar en el centro de Madrid”, tres puntos clave que, además, actúan como parkings disuasorios ante los protocolos de contaminación.

El servicio, totalmente gratuito, está 24 horas operativo y da servicio a los vecinos de Pozuelo, Aravaca, Majadahonda, Getafe, Leganés, Villaverde y el norte de Madrid, “con el objetivo de acercar el carsharing a todas las personas que vienen de fuera y quieren ir más allá”, señala Martínez Ríos.

Además, conscientes de la dificultad de aparcar en el centro de Madrid, y con el objetivo de economizar el tiempo de los usuarios, WiBLE cuenta con una red de 9 parkings privados operativos, uno en el centro comercial de Moraleja Green y ocho distribuidos por el centro de la ciudad (Plaza de Castilla, Galileo, Bilbao, Avda. de Burgos, Padre Damián, Colón, General Diaz Porlier y Casino de la Reina), en los que “los usuarios pueden aparcar el WiBLE que estén utilizando sin pensar en la complejidad de algunas zonas de aparcamiento o coger uno de los que estén disponibles”,

La compañía ha arrancado el año trabajando en ampliar sus servicios y zonas de actuación para dar respuesta a lo más importante “las personas, sus necesidades y casuísticas concretas, así como su bienestar; con esta idea trabajamos cada día para ofrecer nuestra mejor respuesta a las necesidades de la movilidad”, concluye el CEO de la compañía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*