El Museo Reina Sofía pone en marcha su ciclo de cine de verano

Este año el ciclo se celebrará del 20 de julio al 31 de agosto

Foto: Flickr // Nieves Sebastián // CC BY SA 2.0

Madrid suele quedarse desierta durante los meses de julio y agosto. Los más afortunados aprovechan estos días para huir del calor y refugiarse en las zonas costeras o de montaña. El ajetreo de la ciudad disminuye y son los turistas los encargados de mantener activo el corazón de Madrid. No obstante, no todos tienen la suerte de poder cogerse vacaciones y son muchos los que, por motivos de trabajo o porque son unos auténticos enamorados de la ciudad, permanecen en Madrid durante la época estival. Lejos de olvidarse de ellos, los principales centros culturales de la capital ponen en marcha diferentes iniciativas para amenizar el verano madrileño.

El Museo Reina Sofía ha sido uno de los últimos en poner en marcha un proyecto con el que espera atraer a un gran número de personas. La exclusividad que rodea a este tipo de espacios culturales, generalmente asociados con perfiles de clase alta, los obliga a programar actividades que, al igual que los bonos de captación de nuevos clientes que emiten la mayoría de las empresas como estrategia de marketing, consigan aumentar el número de visitantes que reciben. En este caso, el museo de arte contemporáneo ha vuelto a recurrir a una de las iniciativas que mejor le han funcionado en los últimos años: su ciclo de cine de verano en las terrazas del Edificio Nouvel.

La edición de este 2019 se configura bajo el título de Vidas de barrio, y se centra, como su propio nombre indica, en las experiencias vitales que se producen en estos agrupamientos sociales. De esta forma se trata de poner en valor las características propias de los barrios como entes dinamizadores de cultura, convirtiéndolos en los verdaderos protagonistas del ciclo. Así, mientras en la narrativa audiovisual actual impera la concepción de las ciudades como grandes paisajes en los que las experiencias resultan completamente anónimas y efímeras -recordemos la sensación de soledad que experimentan los protagonistas en Lost in Translation– el ciclo propuesto por el museo busca dar voz a esas cintas en las que el foco de atención se sitúa sobre espacios más pequeños como son los barrios, en los que cada vivencia se experimenta de manera colectiva y cada estímulo es fruto de unas costumbres comunes.

Para ello, se han seleccionado más de una veintena de películas que serán proyectadas entre el 20 de julio y el 31 de agosto. Cada semana, se realizará el visionado de dos de estas cintas, una el viernes y la otra el sábado, que no han sido escogidas única y exclusivamente por su temática, sino también por el diálogo que mantienen entre ellas a pesar de haber sido producidas en países diferentes. La única sesión que tenía prevista la proyección de más de un film fue la del pasado 20 de julio, que funcionó a modo de inauguración. De esta forma, el público pudo disfrutar de un total de 9 películas mudas -o fragmentos de ellas- cuyo rodaje se comprende entre los años 1912 y 1929. La sesión, que fue amenizada con la actuación en directo de la formación de jazz Racalmuto, tuvo como hilo conductor el estudio de los orígenes de la representación del Madrid histórico en la cinematografía.

La próxima sesión será la del viernes día 26, en la que se proyectará una versión restaurada con dos finales de El inquilino, una cinta española de José Antonio Nieves Conde estrenada por primera vez en 1957. La jornada será presentada por el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Luis Deltell. De manera complementaria, el sábado se llevará a cabo el visionado de La grieta, de nuevo una cinta española, en este caso de 2017, dirigida por Irene Yagüe Herrero y Alberto García Ortiz. Ambos presentarán la proyección y mantendrán un coloquio con los asistentes al finalizar la misma.

El mes de agosto comenzará con la proyección de la cinta colombiana La estrategia del caracol (1993), de Sergio Cabrera, y Citizen Jane: Battle for the City (2016) dirigida por Matt Tyrnauer. Ambas giran alrededor de la solidaridad vecinal, y contarán con una presentación previa y un coloquio posterior.

La semana del 9 y el 10 de agosto, las ciudades de Porto, Londres y Madrid serán las protagonistas. Así, el día 9 se proyectará Porto da minha infância (2011) dirigida por Manoel de Oliveira y que contará con la presentación del subdirector del museo, João Fernandes, que también se posiciona como uno de los grandes expertos sobre la obra de Oliveira. El día 10 habrá proyección doble, pues se expondrán The London Nobody Knows (1969) de Norman Cohen, y el documental Souvenirs de Madrid (2009), dirigido por Jacques Duron. Este último, junto con el periodista Sergio C. Fanjul, será el encargado de dirigir la presentación y el coloquio.

La cuarta semana del ciclo estará centrada en los barrios marginales, y en ella se proyectarán las cintas neorrealistas La bocca del lupo (2009) de Pietro MarcelloLos chicos del puerto (2013) del cineasta español Alberto Morais. Esta última contará con la presencia de Javier H. Estrada como experto.

En la recta final, las ciudades totalitarias se convertirán en las protagonistas de la mano de Jean-Luc Godard y su cinta Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution (1965) y La substància, obra de Lluís Galter. La profesora universitaria Concha Mateos asistirá a la sesión del sábado para presentar la cinta y asistir al coloquio posterior a la proyección.

La sexta y última semana, el ciclo Vidas de barrio tocará a su fin abordando dos visiones de los diferentes movimientos sociales que tuvieron lugar en el Nueva York de la década de los 80. Así, los asistentes tendrán la oportunidad de acercarse a la obra de Spike Lee a través del visionado de Do the Right Thing (1989) y a la de Jennie Linvingston con Paris is Burning. Las artistas Ana Carceller y Helena Cabello serán las encargadas de presentar esta última cinta.

El Museo Reina Sofía señala en su programa que todas las proyecciones son gratuitas hasta agotarse el aforo, aunque no será posible la entrada o salida una vez iniciada la sesión. Por otra parte, también informan de que estará permitido acceder al recinto con bebida. Asimismo, todas las proyecciones comenzarán a las 22:00 horas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*