Aprender jugando: experimentación con tecnologías abiertas para público infantil y juvenil en Medialab Prado

• En iniciativas como el club de programación Coder Dojo o las Tertulias tecnológicas, la tecnología es la base para trabajar el aprendizaje colaborativo, la visión crítica o la convivencia

Entre las más de 60 actividades programadas para el último trimestre del año por Medialab Prado, se cuentan muchas que tienen como protagonista la tecnología, una de las puntas de lanza de este laboratorio ciudadano. En su empeño por ser lugar de encuentro para la producción de proyectos culturales abiertos a todo el mundo, una de sus líneas de trabajo es la acción con el público infantil, juvenil y familiar.

Especialmente interesante es Coder Dojo, iniciativa internacional surgida en Irlanda en 2011 para enseñar a jóvenes el lenguaje de la programación. Desde hace años, existe un grupo rotativo que se reúne de manera habitual, cuyo funcionamiento no es una clase tradicional, sino que se trabaja en función de grupos de interés, con mentores seleccionados de manera voluntaria, que puedan enseñar algún tipo de conocimiento de manera informal. Después, durante los encuentros, los participantes se agrupan por afinidad en torno a los diferentes mentores o entre ellos para aprender el lenguaje de programación o la tecnología que quieran. CoderDojo está pensado para niñas, niños y jóvenes de 7 a 17 años.

Otra actividad destinada a público familiar son las llamadas Tertulias tecnológicas, encuentros mensuales diseñados para que toda persona interesada en la tecnología y con menores a su cargo encuentre el espacio y el ambiente adecuado para satisfacer su curiosidad y acceder al mundo de la tecnología desde un nivel básico. La próxima cita, que se celebrará el día 19 de octubre, tendrá por títutlo ¿Qué hay dentro de un ordenador?.

También las niñas y niños más pequeños tienen su hueco en Medialab Prado este otoño. En la programación es habitual tener talleres de juego espontáneo para bebés desde los 0 años, organizado por La Regadera. En la próxima sesión, el 19 de octubre, María Mallo propone la inmersión en un mundo de formas orgánicas desconocidas que recuerdan a fantásticos universos submarinos o extraterrestres. La ingravidez, los umbrales, las transparencias y las sombras invitan a los participantes a entrar y salir, encontrar refugios, manipular, construir y dibujar dejando volar libre la imaginación. Esta actividad es gratuita previa inscripción, y tendrá varios pases.

Para este centro municipal es prioritario fomentar el aprendizaje en grupo frente a la tecnología vista como algo individual; que esta sea la herramienta para el trabajo en grupo, el intercambio de ideas y la colaboración. De esta forma, aprendiendo y colaborando juntos, las niñas, niños y jóvenes crean sus propios programas.

Grupos de trabajo

Una parte fundamental en Medialab Prado son los grupos de trabajo, usuarios del centro que que se agrupan alrededor de un tema de interés, y que tienen Medialab Prado como centro de operaciones para reunirse, intercambiar conocimiento, o desarrollar su actividad. En estos momentos Medialab Prado cuenta con 36 grupos activos.

Entre ellos, también los hay que trabajan en torno a temas de interés para estos grupos de población, infancia y juventud: Aulablog, formado por docentes interesados en la mejora de la realidad educativa del aula; GenZ, en el que dolescentes de 13 a 19 años reivindican sus intereses en los temas políticos y sociales que les afectan; o Madrid Cría, colectivo de madres y padres por una ciudad más amable con la infancia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*