El Ayuntamiento de Majadahonda anula tasas y baja impuestos a familias, empresas y comercios

Para afrontar la crisis

El Ayuntamiento de Majadahonda pone en marcha una amplia batería de medidas fiscales  que pasa por la anulación de tasas y bajada de impuestos a familias, empresas y comercios para afrontar la crisis derivada de la pandemia provocada por el COVID-19. Así lo ha anunciado hoy el alcalde de la ciudad, José Luis Álvarez Ustarroz, quien asegura que se dejará de ingresar una cifra cercana a los dos millones de euros que servirán para dinamizar la economía y el empleo.

“Esta política de bajada de impuestos nos ha llevado a que Majadahonda tenga el tipo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en el mínimo legal (0,40%), además de que somos la segunda ciudad de la región con el impuesto de vehículos y el IAE más bajo. No es casualidad tampoco que seamos una de las cuatro ciudades de la Comunidad de Madrid con menor tasa de paro, por debajo del 5%, muy por debajo de la media de España”, ha asegurado el primer edil.

El equipo de Gobierno realiza un nuevo esfuerzo en este momento centrado en tres bloques de medidas:

Con el fin de apoyar a las economías de los ciudadanos:

  • Reducción a dos únicas escalas, general y especial, de las bonificaciones por familias numerosas, incrementando en 5 puntos porcentuales las mismas (incrementos entre el 8% y el 25% según los casos).
  • Reducción al 0,40% del IBI de propiedades rústicas (reducción del 33%)
  • Nuevas bonificaciones en el Impuesto de Vehículos según certificados de impacto medioambiental: del 25% para vehículos con certificado C y 10% del certificado D, mientras que se sube al 60% la certificación ECO. En la práctica, equivale a reducir el impuesto a la práctica totalidad de sujetos pasivos de Majadahonda.
  • En el Impuesto del Incremento del valor de los terrenos de Naturaleza Urbana, se incrementa también, hasta el máximo legal del 95%, la bonificación existente por fallecimiento de familiar a favor del cónyuge, ascendientes o descendientes en primer grado (incremento del 11%), medida, por desgracia, muy importante en los momentos que estamos atravesando.

Con el fin de fomentar el mantenimiento y la recuperación de empleo en empresas:

  • Establecimiento de una bonificación en el IBI para todas las concesiones municipales del 75% cuando concurran circunstancias de fomento del empleo o interés social, que deberá apreciar el pleno por mayoría. Será para el año 2021 con el fin de colaborar con el mantenimiento del servicio público que estén prestando en las mismas condiciones y el mantenimiento del equilibrio económico de la concesión por los meses de inactividad.
  • Establecimiento de una bonificación de hasta el 75% en el IBI para aquellos inmuebles declarados de interés social cuando concurran circunstancias de cesión de los mismos para actuaciones de emergencia o por situaciones que favorezcan el fomento del empleo. Dicha bonificación deberá ser solicitada y aprobada por el pleno.
  • Incremento hasta el máximo del 50% de la bonificación en el IAE por generación de empleo indefinido, en todos los casos y tramos, en unas circunstancias donde mantener el empleo y la capacidad adquisitiva de los ciudadanos es fundamental.

Con el fin de apoyar al comercio local:

  • Incremento de las bonificaciones en el Impuesto de Construcciones, instalaciones y Obras para las reformas de locales comerciales hasta 95%. Se facilita la adaptabilidad de la acción comercial ante posibles cambios u orientaciones del negocio, así como la instalación de nuevos emprendedores.
  • Incremento de las bonificaciones en el Impuesto de Construcciones, instalaciones y Obras para aquellas construcciones consideradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales o de fomento del empleo hasta el 95%.
  • Suspenderemos por un año las tasas derivadas de las licencias que afecten a establecimientos comerciales en los siguientes supuestos:

-Licencias de apertura

-Licencias que permitan cambios o adición de actividades

-Licencias que permitan la modificación a ampliación física de las condiciones del local.

-Licencias que permitan la utilización de locales como complemento o auxilio de la actividad principal ubicado en otro local.

-Licencias de cambio de autoridad.

-Licencias temporales de cambio de titularidad.

-Licencias temporales de ejercicio de actividad.

-Licencias de funcionamiento.

Se trata de favorecer tanto la adaptabilidad de los comercios a nuevas situaciones generadas tras la pandemia, como la instalación de nuevos negocios que coadyuven a generar empleo.

  • Tasa de terrazas: no se pagará este ejercicio por el tiempo en que no se pueda ejercer la actividad o ésta no se pueda realizar en plenitud de condiciones por los efectos del estado de alarma y el mantenimiento de medidas de distanciamiento social y se reducirá el 50% durante el siguiente ejercicio.
  • Reducción de un 50% de la tasa del mercadillo este ejercicio y el que viene y devolución de la parte proporcional del periodo en que no puedan ejercer la actividad.
  • Reducción de un 50% en la tasa de quioscos.
  • Suspensión por un año de la tasa por ocupación de la vía púbica para actividades de dinamización del comercio local, que les permita realizar actuaciones de promoción, salida de productos mediante ferias, stockaje y demás acciones de dinamización comercial.

Esta importante reforma fiscal se enmarca dentro del Plan de Acción que el Gobierno local ha puesto en marcha y que incluirá medidas de apoyo concretas al comercio de la localidad y ambiciosas inversiones que inyecten recursos a la economía y dinamicen sectores productivos muy castigados en esta situación. Una parte de esas inversiones en las que está trabajando el Ejecutivo, se concretará en el plan de asfaltado que con una inversión de 4,5 millones de euros se ha aprobado ya en la Junta de Gobierno Local.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*