El videoclip colaborativo “Si tuviera un silencio” dirigido desde Madrid, en el que participan personas de todo el mundo, muestra el lado positivo del confinamiento

La artista Teresa Haering Portolés, madrileña de orígenes suizos, ha contado para su videoclip con personas relacionadas con el cine como Silvia Kal en Hollywood, la directora de Swim by Judit en Londres o Marafiki Community en Kenia

Teresa Haering Portolés

Después de más de cuarenta días encerrados, no todo son noticias negativas ya que los artistas muestran su lado más creativo. Teresa Haering Portolés decidió crear un videoclip diferente de su propia canción “Si tuviera un silencio”, en el que refleja la conexión de varias personas en el mundo, mostrando o reproduciendo la letra de la misma y conectándola con el momento actual. El videoclip lo presenta la actriz Silvia Kal, a la que hemos podido ver en videoclips de Bisbal, Snoop Dog o Ed Sheeran o incluso en películas como El lobo de Wall Street. Asimismo, cuenta con múltiples personas relacionadas con el arte y la cultura: la diseñadora Judit García de la marca Swim by Judit, el director de From Madrid to Hollywood Santiago Pigmalión o la periodista Soledad Arroyo. El videoclip lo cierran los aplausos de miembros de la comunidad Marafiki en Kenia, que desarrollan una labor colaborativa excepcional en África. Incluso hay un mensaje rodado desde Emiratos Árabes con parte de la letra de la canción.

“A través del videoclip de Si tuviera un silencio, mi intención es hacer sentir a las personas que todos estamos juntos en esto. Llevaba varios días pensando en qué podía hacer para animar a mis seguidores, familiares y amigos. Lo he dirigido todo desde casa, pregunté en mi Instagram @teresahaering quien quería participar en mi videoclip y también entré en contacto con personas de mi círculo. Preparé un guion, fui recibiendo vídeos y dando indicaciones.”- comenta la directora, editora y cantautora del videoclip Teresa Haering Portolés.

Teresa Haering, que reside en Pozuelo de Alarcón en Madrid, le propuso la idea y envió el guión a Silvia Kal, que no dudó ni un segundo en participar y abrir el videoclip desde su casa en Hollywood en los Ángeles. Judit se sumó a la iniciativa desde Londres aportando un plano cenital muy divertido con sus hijos. Marta hizo los mismo desde Kenia con su marido y dos hijos desde Marafiki Community y Susana incluso ha traducido el estribillo en árabe desde Emiratos. Además, salen varios músicos y artistas representando escenas, la periodista Soledad Arroyo, el escritor Juan Roures y el artista internacional de Starbucks Javier Haering.

“Quería dar un enfoque positivo del confinamiento a través del videoclip de mi canción “Si tuviera un silencio”. Ha sido mucho trabajo de edición y organización. Grabé la canción hace unos meses en Sondeson, pero todo el videoclip lo he montado desde casa. Es increíble cómo he conseguido conectar a todos. A mí misma me impresiona y me llena de satisfacción haber extraído algo positivo de estos momentos tan duros” explica Teresa. “Mi hermano Juan me ha ayudado a grabar mis propios planos y lo hemos realizado todo sin presupuesto, de una forma muy auténtica, eso es el Arte. Quiero reflejar el momento actual, la sensación de no poder tocarse ni decirse de cerca las cosas, las videollamadas y las limitaciones. “Si tuviera un silencio” muestra lo que está pasando en las casas de todo el mundo”.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*