La 42 edición de la Llotja de Sils, reputada feria de expositores y mercado de vehículos clásicos, se aplaza a septiembre

Imagen: Melk Hagelslag

La decana de las ferias dedicadas a vehículos clásicos en España, considerada por sus características la más importante de las que tienen lugar en el sur de Europa, la Llotja de l´Automòbil i la Moto Antiga a Sils, popularmente conocida como Llotja de Sils, cuya celebración estaba prevista inicialmente para los días 6 y 7 de junio, ha trasladado su 42 edición al primer fin de semana del mes de septiembre, en concreto a los días 5 y 6, debido a la actual crisis sanitaria del Covid-19.

Esta cita ineludible para los amantes de las motos y coches clásicos, que organiza Col·lecció d’Automòbils Salvador Claret, cuenta habitualmente con un interesante mercado de vehículos antiguos y una muy elevada participación de expositores, gozando a la par de una gran afluencia de público.

Su trayectoria a lo largo de los años ha hecho que la Llotja sea hoy en día un gran espacio de ventas e intercambio de automóviles, poniendo en contacto a propietarios, coleccionistas, vendedores de accesorios y piezas de mantenimiento específicas para vehículos clásicos, compradores e incluso proveedores de servicios imprescindibles como lo es, por ejemplo, la contratación de un seguro para coche histórico a través de los mejores especialistas del sector.

La Llotja es además un espacio de referencia para reunir contactos internacionales de calidad entre los aficionados, convirtiéndose el fin de semana en el que anualmente tiene lugar su celebración en todo un acontecimiento festivo, siendo un punto de encuentro estratégico para quienes quieran restaurar, comprar o vender sus vehículos antiguos. Ahora bien, cómo saber el valor de mi coche clásico para determinar una póliza de seguros a medida o, simplemente, para satisfacer mi necesidad de ponerle precio porque estoy decidido por fin a desprenderme de mi ‘joya del motor’ pero sin malvenderla en una desafortunada operación.

De cara a calcular el seguro, hay que tener en cuenta que, en relación con los coches clásicos, existen tablas de tasación especiales, pero la mejor manera de averiguar su precio justo o real sería encargar una valoración de nuestro modelo de vehículo y llegar a un acuerdo con la aseguradora sobre su valor.

El sector de la automoción histórica tiene también entre sus ferias y mercados favoritos la Llotja de Sils por la posibilidad que ofrece a los clubes y entidades dedicadas a los vehículos clásicos y antiguos, que acuden al evento como expositores, de saludar a sus respectivos socios, hacerles obsequios, proporcionarles recambios o, sencillamente, ofrecerles un espacio de descanso, retroalimentándose unos a otros.

Otro aspecto por el que la Llotja tiene buena reputación es el hecho de que los espacios de la feria dedicados a servir comidas o a la venta de bebidas, en vez de gestionarse como concesiones destinadas a recaudar o generar ingresos, son siempre donadas sin ánimo de lucro a entidades socioculturales u organizaciones no gubernamentales o benéficas.

Pese a la crisis generada por la pandemia del Covid-19 y el daño que ha causado en general a la industria del automóvil, que estaba al alza hasta fechas recientes, los organizadores de la Llotja de Sils confían en contar de nuevo para la edición del 2020 con una rica representación de expositores nacionales e internacionales, destacando entre éstos últimos los ingleses, franceses, portugueses e italianos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*