Andorra inicia hoy un cribado masivo que busca ser referente internacional

Lucha contra el coronavirus

El gobierno andorrano pondrá a partir de mañana lunes en marcha un operativo de cribado poblacional ante la crisis del coronavirus que busca convertirse en un referente internacional en el que participarán más de 60.000 personas en un país en el que viven 77.796 habitantes.

«En el ámbito internacional no hay ningún país que haya podido alcanzar el porcentaje de población que llegaremos a Andorra». Así ejemplifica el bioinformático Joel López la magnitud del cribado que se llevará a cabo en el país de los Pirineos.

Y es que más de 60.000 personas empezarán a hacerse voluntariamente los tests rápidos de anticuerpos que deben permitir «saber los datos reales, la prevalencia real de la infección por coronavirus, la seroprevalencia de inmunidad y también la mortalidad real», según explica a la Agència de Notícies Andorrana (ANA) la doctora internista especialista en enfermedades infecciosas Cristina Royo.

Royo es una de las especialistas, junto a López, que han participado en el diseño del dispositivo que, según el director de la fundación gubernamental ActuaTech, Marc Pons, otro de los agentes implicados en el proyecto, supone un «reto espectacular y una de las movilizaciones más importantes que se han hecho nunca en Andorra».

Y lo es -apunta- «con la dificultad añadida de que no se limita a una sola jornada sino que durante dos tandas de diez días se harán tests a la población inscrita en una prueba totalmente voluntaria»

Para ello se han desplegado 59 puntos de control con una capacidad para hacer 8.000 controles diarios y la movilización de más de 700 personas entre sanitarios, voluntarios y personal de logística.

Los controles de los últimos días al personal que tomará parte en las pruebas, además de a sus familias, ha sido una «prueba de fuego», según Pons, para ajustar que mañana esté todo a punto para que los ciudadanos previamente citados por los comunes (ayuntamientos) se desplacen a pie o en coche a hacerse el control.

Por su parte, López ha indicado que se han tenido que movilizar muchos profesionales cualificados y que lo más complejo ha sido la logística de esta operativa y el desarrollo informático en seguridad, «muy importante al tratarse de datos personales».

Los expertos enfatizan que llegar a casi el 80% de la población es muy importante, así como que mientras que en «otros países se han hecho tests masivos sólo a la población sintomática», en cambio en Andorra se harán de manera masiva a la población asintomática.

Ello ofrecerá «una imagen real de lo que sucede y de quién puede haber estado en contacto con el virus «, destaca López, quien incide en que el hecho de que los controles se hagan en dos tandas separadas hace que esta imagen sea aún más «óptima» y con este doble cribado se obtiene un dato «con mucha veracidad» del estado de la población.

Esto hace -añade- que la repercusión internacional que puede tener este estudio sea evidente, ya que otros países podrán utilizar la experiencia del Principado «para calcular el alcance o la penetración del coronavirus sobre la población».

En este sentido remarca que estos resultados del cribado permitirán «diseñar acciones más pertinentes en función de los datos y plantearnos relajar las medidas de confinamiento» de acuerdo con los datos de seroprevalencia de la población.

También, según apunta por su parte la doctora Royo, facilitarán buscar «posibles focos de infección activa y ser más eficientes con los casos que se puedan encontrar positivos para poderlos aislar selectivamente y evitar» que haya transmisión del virus.

En cuanto a posibles reticencias de parte de la ciudadanía hacia estos controles, ha dicho que es «normal», pero ha enfatizado que los tests «son fiables», ya que han sido validados y que a medida que se vayan haciendo también se aprenderá más sobre estos controles.

Sobre la posibilidad de falsos negativos ha admitido que hay «gente con títulos muy bajos de inmunidad» que quizás no se es capaz de detectar correctamente, pero que esto no significa que los tests «no sean buenos o no funcionen».

Por ello se pide a la población que esté «tranquila», ya que si se lleva a cabo este operativo es para «beneficiarse y para dar más seguridad de podernos reincorporarse de forma más segura a la actividad y tener más controlada la infección «.

No obstante, ha reconocido que, con toda probabilidad, en el futuro serán necesarios hacer más tests mientras no haya «un tratamiento efectivo o una vacuna». EFE

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*