¿Cómo hacer para empezar a estudiar inglés desde cero?

Empezar a estudiar inglés desde cero es siempre una decisión acertada a cualquier edad. Es una manera para aumentar tus perspectivas de interacción social, trabajo, viajes y entretenimiento, con muchas menos barreras para la comprensión de una de las lenguas más usadas en el mundo. Existen varias maneras para aprender un idioma extranjero: con la ayuda de profesores virtuales o presenciales, en una academia, en una plataforma online, descargando una app… En la época actual, gracias a la tecnología, estas dos últimas opciones son las más utilizadas. Si tú también quieres estudiar inglés pero no sabes por dónde empezar, te explicamos qué debes hacer para sumergirte en la lengua inglesa de la forma más organizada y efectiva posible.

Aprende los primeros elementos del inglés básico

¿Sabías que mientras en español los verbos «ser» y «estar» son diferentes, en inglés el verbo «to be» engloba ambos significados? Aprender una lista de verbos en inglés es uno de los primeros pasos que debes dar para empezar a hablar. Aplicaciones como Babbel, que hacen más fácil y divertido el aprendizaje de los idiomas extranjeros, pueden ayudarte a estudiar de manera eficaz sin estrés, en cualquier momento y en cualquier lugar, en las pausas del trabajo o mientras esperas el autobús. Con 15 minutos al día en la app, y siendo constante, dejarás de confundirte al conjugar los verbos «to have» (tener), «to do» (hacer) o «to know» (conocer), por nombrarte solo algunos de los de uso más frecuente.

La comprensión auditiva es la destreza más importante

Para iniciarte en el aprendizaje de los verbos en inglés, del léxico o de la pronunciación correcta, es importante ir adecuando tu cerebro mediante el listening. El listening es una destreza que se aprende antes de leer. Se trata de la comprensión auditiva y es la forma natural en la que vamos aprendiendo desde bebés a manejar nuestro primer idioma. Hay maneras muy efectivas de ejercitar el oído para el inglés, como por ejemplo escuchando podcasts, conferencias o el telediario. También las series, las películas y las canciones pueden ayudarte. Hay quienes aprenden a desarrollar el oído de manera autodidacta escuchando incluso cuentos infantiles en inglés.

1

Empieza a hablar en voz alta desde el principio

Hablar en voz alta es una manera de perder el miedo a expresarse en inglés y motivarse más en el dominio de la lengua. Desde el primer día debes empezar a practicar en voz alta, siendo fundamental centrar la atención en la pronunciación. Uno de los recursos más efectivos, usados por los autodidactas, es utilizar un diccionario en internet que te permita escuchar también la pronunciación. Podrías, además, buscar en las redes sociales hablantes nativos y practicar con ellos empezando por las frases más sencillas. No tengas miedo a equivocarte: los errores te ayudan a mejorar y la práctica es tu mejor aliada.

Planifica tu día y domina tu voluntad

Para que aprender inglés por tu cuenta no te agobie, organiza tu día para que te comprometas a estudiar en un horario determinado, durante 15 minutos al menos y escribe en una hoja los objetivos del día. Respeta esta planificación, tal como lo haces cuando estableces una rutina de ejercicios o marcas en tu agenda una reunión importante. Selecciona actividades variadas que tengan que ver con el idioma y que mantengan el foco de tu atención en el aprendizaje: un día ve vídeos, otro escucha y lee relatos en inglés, usa redes sociales y chat para comunicarte con hablantes nativos.

Last but not least, domina las ganas de abandonar el estudio si no ves resultados inmediatos.

Midiendo tus avances mantendrás la motivación. Recuerda, el éxito tarda, pero llega. No te rindas antes las dificultades y podrás lograr tu objetivo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*