Funcionan realmente las limpiezas con ozono para el coronavirus

El Covid ha venido para quedarse, y todos conocemos a alguien que se ha infectado, conviviendo en casa con sus familiares a los que también suele infectar.

Además, cuando una persona ha tenido Covid, es más que posible que haya contaminado toda la casa al tocar todas las superficies, lo que hace que al estrés de tener el virus, a las pruebas, posibles hospitalizaciones, etc., haya que unir el problema de limpiar la casa, una limpieza que podemos encargar a una empresa como LEU Servicios.

La limpieza con ozono es la mejor opción

¿Cuántas superficies tocamos en casa a lo largo de varios días? Ahora hay que imaginarnos intentando limpiarlas todas con alcohol, algo que es imposible, y por eso la limpieza con ozono es la mejor opción.

Este tipo de limpieza se conoce desde hace décadas y se sabe que es efectiva contra virus y bacterias desde los años 70 del pasado siglo. Además, la Universidad de Nara en Japón lo ha probado contra el Covid y ha demostrado que funciona en la limpieza post-covid, pues elimina el 99 % de los virus.

¿Cómo se hace este tipo de limpieza?

Aunque podemos comprar una máquina de ozono casera para limpiar la casa si hemos tenido un enfermo de COVID, lo mejor es dejarlo todo en manos de profesionales, los cuales saben manejar el ozono.

El ozono es una buena forma de eliminar virus, pero lo que mucha gente no sabe es que a altas concentraciones es tóxico. Dicho de otro modo, para que sea efectivo tiene que ser usado por un profesional.

Así, los profesionales visitan la casa para ver cómo son las estancias, su tamaño, qué humedad hay, si la ventilación es suficiente y miden varios parámetros para saber cuánto ozono tienen que usar.

Una vez que han hecho los cálculos, y con la vivienda vacía (recordemos que el ozono puede ser tóxico), colocan las máquinas y se hace la limpieza, dejando todas las estancias libres de Covid sin necesidad de esparcir todo el desinfectante ni de frotar.

El ozono no deja rastro

Una de las grandes ventajas del ozono es que al ser un gas, su aplicación no deja rastro. Al terminar el tratamiento la casa queda limpia sin olores ni residuos.

Por ejemplo, una limpieza con alcohol sí que deja algo de olor (el célebre “aroma” a hospital) y además puede dañar ciertas superficies, como el papel o aquellas en las que haya tinta como los libros.

El ozono es limpio y lo único que hay que hacer al finalizar el tratamiento es abrir las ventanas para que salga.

Obtenemos un certificado de la limpieza

Al finalizar la limpieza, la empresa nos da un certificado. Es posible que para un hogar no sea demasiado útil, pues no nos van a pedir, pero tenemos un documento que demuestra que nuestra casa está libre del Covid, lo que aporta cierta tranquilidad.

Este documento sí que puede ser más útil en el caso de empresas, oficinas, ya que nos permitirá enseñar un justificante que dará seguridad a los empleados a la hora de volver a trabajar en un lugar en el que ha habido enfermos de Covid.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*