Arranca el reto de las 6.000 latas en Valdemorillo, proyecto colaborativo para unir a todo el pueblo a favor del reciclaje

“¡Entre todos podemos conseguirlo!”. Esta es la clave para que el reto que acaba de arrancar en Valdemorillo se convierta en un objetivo cumplido. Y es que en cada casa, en cada familia, comercio y demás establecimientos de la localidad, ya pueden comenzar a guardarse en bolsas todas aquellas latas de bebidas que, en lugar de desecharse sin más para ir a parar al contendor, pueden terminar siendo una pieza entre las 6.000 con las que se quiere dar forma a una gran escultura, concebida como una verdadera alegoría del reciclaje infinito. De momento, la idea va cobrando impulso gracias al proyecto compartido por una empresa tan vinculada a este municipio como Ardagh Group, los cuatro jóvenes que forman el grupo de creadores de contenidos Los Buscadores de Emociones y el propio Ayuntamiento. Una implicación a tres bandas, fruto de la experiencia, entusiasmo y compromiso que ahora se unen para promover esta iniciativa con la que se busca despertar mayor conciencia social sobre la necesidad del reciclado y de una gestión sostenible de los residuos. Y, además, de superarse este “formidable” reto, también se materializará otro importante logro, una gran donación, concretamente por valor de 3.000€, con la que se vería respaldada la labor que realizan los voluntarios de Cáritas para hacer llegar alimentos a aquellos hogares que afrontan mayores dificultades económicas

Ya son varias las casas donde empiezan al ‘almacenarse’ las latas, ya sean grandes o pequeñas y estén o no en buen estado. “Porque lo importante es reciclarlas todas”. En sólo una semana estos Buscadores de Emociones, que ya se dieron a conocer en 2020 con el proyecto medioambiental que permitió reciclar 450 botellas de plástico, construyendo con ellas un kayac con el que navegaron para mostrar su apuesta a favor del medio, se encargarán personalmente de realizar la recolecta.

De hecho, los avisos indicando en qué domicilio o local hay latas por recoger se pueden hacer directamente contactando con ellos en @buscadoresdeemociones (https://www.instagram.com/buscadoresdeemociones/).

En cuanto a la escultura proyectada, su estructura se compondrá con todas las latas reunidas gracias a este desafío, por lo que se calcula que sus dimensiones rondarán los cuatro metros de altura, por otros dos de largo, y que, contando con 30 centímetros de grosor, su peso puede llegar a rondar los 150 kilos. Para darla a conocer y hacer bien visible el reciclaje infinito que busca simbolizar, se tiene la intención de instalarla inicialmente en la cubierta de la Casa de Cultura durante uno o dos días. Las latas irán unidas entre sí colocándose sobre un soporte especial que permita su colocación sobre el tejado de la Giralt Laporta, centro en cuyo interior pasará posteriormente a quedar expuesta esta curiosa pieza escultórica.

En suma, el reto ya está en marcha, “uniendo a todos los habitantes de Valdemorillo por un bien común, cuidar del planeta y también de los vecinos que más ayuda necesitan”. Y de ahí la importancia del llamamiento que se hace para “lograrlo entre todos”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*