Renace el restaurante Commodore

El emblemático restaurante Mayte Commodore reabre sus puertas, con nomenclatura abreviada, en una nueva etapa bajo el liderazgo del grupo de restauración Casa Remigio

Con la misma esencia, personalidad culinaria y fantasía que le alzaron como uno de los rincones más frecuentados y admirados por personalidades del mundo de la política, la nobleza, la cultura o la vida social, Commodore (antiguo Mayte Commodore) vuelve a estar activo. Un regreso muy esperado que promete hacer las delicias de los paladares más exigentes y de los nostálgicos de un enclave, el número 5 de la Plaza de la República Argentina, que presenta una imagen reformada, a manos del decorador Luis Galliussi.

El mítico restaurante aspira a convertirse en el nuevo «placeto be» de la capital. Un Oasis de 1.500 metros cuadrados en dos alturas donde se cocinan cuatro ingredientes clave: Una restauración de calidad, diversión dando protagonismo a la música y espectáculo, diferentes espacios para eventos y una carta de coctelería como experiencia líquida.

1
Solomillo al whiskey

Renace con una propuesta de restauración donde destaca lacalidad de su materia prima como signo de diferenciación, en un horario en el que puedes empezar la mañana almorzando y terminar por la noche bailando.

Pata de pulpo al carbón sobre tuétano y patatitas de la ría, canelón San Isidro de cocido madrileño, cochinillo a baja temperatura y de postre torrija & arroz con leche de toffee sobre helado de crema catalana son algunos “must try” que propone el chef del local, Ernesto Diomar.

Además de la propuesta gastronómica, la amplitud dellocal permite y ofrece diferentes espacios donde la buena música se sitúa como hilo conductor.

Zona de copas, eventos, presentaciones o reuniones y una programación cultural y de contenidos son solo algunas de las posibilidades que ofrece este templo de la hostelería y de cultura de la capital.

En el corazón del viso, donde la historia ha dejado huella, llega Commodore para imprimir una nueva.


Sobre Commodore

Un espacio icónico en Madrid donde las experiencias son contundentes y provocativas en todos sus sentidos. Sus promotores describen así el local:

  • No somos Mayte, pero mantenemos su apellido porque guardamos su esencia.
  • No somos un restaurante, pero se come muy bien.
  • No somos un salón de belleza, pero la gente es muy guapa.
  • No somos un night club pero te diviertes mucho.
  • No sabemos lo que somos, pero sí lo que nosomos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*