Díaz Ayuso: “Seguiremos defendiendo nuestra historia de mestizaje en el mundo, la unidad de España, la solidaridad, la Constitución y la Corona”

Mensaje de fin de año de la presidenta de la Comunidad de Madrid

Este año me dirijo a ustedes desde nuestra emblemática Puerta del Sol, donde
se oyen y se mezclan, ahora mismo, todos los acentos del español: de todas las
regiones y de todas las partes del mundo.

Esta puerta que, como Madrid, nunca se cierra y nos recuerda hoy la promesa
que nos hicimos hace un año: que tras tanto sufrimiento este sería el año del
trabajo y la esperanza, que sabríamos estar a la altura, tras haber comprobado
que no sobraba nadie, que cada vida es única e insustituible, y que cada uno
desempeña un papel fundamental para los demás.

Aún seguimos luchando contra el virus y a favor de las familias, las empresas,
los autónomos, el empleo, el turismo, la hostelería, los servicios públicos, la
colaboración público-privada, la innovación y la inversión.

Quiero agradeceros vuestra vitalidad, alegría y empuje: se habla de Madrid en
el mundo y se habla bien. Las empresas, inversores y visitantes miran a Madrid
como ejemplo de actitud ante la adversidad; las medidas que hemos ido
tomando –por ejemplo, el programa Vigía, el Zendal, o el mantener abiertas la
cultura y los colegios– han servido de modelo dentro y fuera de España.
La vitalidad de las calles revela que, en medio de todo, la libertad y la
responsabilidad como modelo se corresponden con nuestra forma de ser. Ante
la pregunta de: «¿Libertad para qué?» Los españoles lo tenemos claro: para
vivir.

Algunos nos quieren dependientes, tristes y quejumbrosos: pero en Madrid
donde se reúne toda España y de muchas partes del mundo, especialmente de
Hispanoamérica, sabemos que somos alegres, luchadores y que no queremos
depender de nadie, sino ser motor de nuestras vidas y de la nación, ejemplo para
Europa y el mundo. Queremos ser una oportunidad y no una carga.

Dure lo que dure aún la lucha contra la epidemia, y vengan las dificultades que
vengan, seguiremos luchando y no perderemos la esperanza.

Por eso quiero recordar hoy, de entre todos los que han trabajado y trabajan por
el bien común, a los sanitarios, especialmente a los que están en primera línea:
estos días en urgencias y en la atención primaria. Sin ellos, ¿dónde estaríamos?
Para ellos, hoy, nuestro agradecimiento, y la apuesta de mi Gobierno por
nuestros profesionales sanitarios. Asumo personalmente renovar mi apuesta por
la mejora del servicio, del que todos nos sentimos orgullosos.

En 2022 seguimos reformando numerosos centros de salud y construyendo el
Nuevo Hospital de La Paz mientras reformamos el Hospital 12 de Octubre y el
Gregorio Marañón.

En Madrid, luchamos por los que han perdido la alegría, por los que se sienten
solos, por los que han caído en adicciones, especialmente los jóvenes, a los que
ayudaremos a salir de ellas.

Junto con los amigos, la familia es el mejor apoyo. Por eso, hemos puesto en
marcha la construcción de más de 5.000 viviendas, el plan Vive, en municipios
como Alcalá de Henares, Alcorcón, Colmenar Viejo, Getafe, Móstoles, San
Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz, Torrelodones, Tres Cantos y Madrid
capital.

Otros 12 municipios de la región serán sede de la construcción de vivienda
social, destinadas a personas y familias vulnerables.

Y tenemos que construir el futuro pensando en los que vendrán, apoyando la
maternidad. A partir de mañana (por hoy, 1 de enero), las mujeres con rentas inferiores a 30.000
euros, que estén embarazadas desde el quinto mes de gestación y hasta que el
bebé cumpla los dos años, recibirán una ayuda económica directa de 500 euros
mensuales: 14.500 euros por hijo.

Las tarifas del Canal de Isabel II del agua no subirán, ni tampoco las del
transporte público. Habrá 9.000 nuevas plazas en residencias para nuestros
mayores, con 62 profesionales por cada 100 residentes, junto con una nueva
rebaja del abono transporte para mayores de 65 años, hasta poco más de 3
euros.

Vamos a mejorar y construir nuevos centros educativos, a hacer gratuita la
escolarización temprana, a reducir el número de alumnos por clase, y a rebajar
las tasas para los grados y los másteres habilitantes.

El transporte es clave en toda la región y las obras como las del tercer carril de
la M-607 entre Tres Cantos y Colmenar Viejo serán clave para mantenerlo. Esta
es parte de la apuesta que hacemos todos los que vivimos en la Comunidad de
Madrid por un futuro de prosperidad compartida.

Estos planes requieren una justicia rápida, eficaz y humana con las víctimas: el
próximo mes de junio se iniciarán los trámites para la creación de la nueva
Ciudad de la Justicia en Valdebebas. Y se sumarán nuevos juzgados de lo Social
en la capital y otros mixtos en Arganda del Rey, Valdemoro, San Lorenzo de El
Escorial y Navalcarnero.

Pero no solo debemos cuidar de todos, sino contar con todos: y eso es lo que
quieren los mayores, y no podemos permitirnos prescindir de su experiencia.
Unidos saldremos adelante.

El desacuerdo no debería degenerar en polarización, ni la preocupación en
hartazgo ni mal humor. Los madrileños hemos demostrado estos meses una
dignidad impresionante, todos: que no se nos olvide.

El único enemigo estos largos meses ha sido el virus. Y así debe seguir siendo.
Unirnos, conservar la alegría, ayudar a los que sufren, o se han desanimado, a
encontrar la inspiración y la ilusión por la vida; cuidar de las personas que son
maltratadas, explotadas, de los vulnerables, de los que han perdido su empleo,
su empresa, o a un familiar…, estos son nuestros empeños para 2022, que me
gustaría que compartiéramos todos.

No hay dos personas iguales y así debemos entenderlo las Administraciones
públicas. Hacer una Administración más flexible será otro de mis retos para el
año que comienza.

Vamos a acometer la mayor rebaja fiscal de nuestra Historia como Comunidad
Autónoma; el Arco Verde supondrá 200 km de animales y vegetación alrededor
de Madrid y uniendo localidades.

Nuestros 179 municipios son nuestros 179 mejores activos, con los que Madrid
compite universalmente con las regiones más pujantes del momento.

Me llevo de este año el recuerdo de las elecciones del 4 de mayo, de aquel
entusiasmo, por el que os vuelvo a dar las gracias, y que me inspira cada día.

Seguiremos defendiendo nuestra historia de mestizaje en el mundo, la unidad
de España, la solidaridad entre españoles, la Constitución y la Corona, gracias
a los cuales hemos vivido algunas de las mejores décadas de nuestra Historia
nacional.

No estáis solos, a pesar de las dificultades tenemos muchas razones para la
alegría y la esperanza.

Sigamos trabajando unidos, acogedores, alegres, y llenos de esta vitalidad que
a todos sorprende.

Muchas gracias.

Feliz Año Nuevo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*