El asma y la poliposis nasal se convierten en temas artísticos con RespirART

El concurso de pintura, impulsado por Sanofi y FENAER y dirigido a estudiantes de Bellas Artes, busca concienciar sobre la realidad de quienes conviven con estas enfermedades respiratorias crónicas

El asma y la poliposis nasal son dos enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferior y superior, respectivamente, cuyos síntomas pueden tener consecuencias significativas en el día a día de quienes las padecen. Ya no solo por su impacto físico, sino también por el psicológico y el social. Esto es precisamente lo que pretende mostrar RespirART, el concurso de pintura impulsado por Sanofi y la Federación Española de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (FENAER) para sensibilizar a la sociedad de la realidad del asma y la poliposis nasal mediante el talento y la implicación de estudiantes de Bellas Artes de diversas universidades españolas.

El pasado 11 de marzo, coincidiendo con la inauguración de una selección de una veintena de las 45 obras presentadas a certamen, se ha hecho entrega de los premios a los autores de los tres cuadros ganadores. Unas piezas que el jurado ha elegido teniendo en cuenta tanto su calidad técnica y artística como, sobre todo, su capacidad de plasmar la afectación que el asma o la poliposis nasal pueden tener en la vida de los pacientes y/o de visibilizar cómo la falta de conocimiento general al respecto aumenta el estigma social.

‘Narrativas alrededor del asma’, de Álvaro Romero, estudiante de Bellas Artes de la Universitat de Barcelona, ha recibido el primer premio por cómo ha estampado distintas situaciones que pueden vivir las personas con esta enfermedad crónica a lo largo de su vida. ‘15 minutos’, que la alumna de la Universidad Complutense de Madrid Paula Rello presentó en la categoría de asma, ha ganado el primer accésit por la forma en la que ha puesto de manifiesto uno de los síntomas más incapacitantes de esta patología: la falta de oxígeno. Por último, Edu Valls, de la Universidad del País Vasco, se ha llevado el segundo accésit por ‘Rinoscopia’; una obra presentada en la categoría de poliposis nasal que invita a adentrarse en las cavidades nasales para descubrir los pólipos causantes de la sintomatología de la enfermedad.

Jordi Oliveras, responsable de Asuntos Públicos de Respiratorio de Sanofi España, ha celebrado la gran calidad de las tres obras ganadoras, sobre todo a la hora de mostrar el impacto que las dos enfermedades respiratorias pueden tener en la calidad de vida de los pacientes, desde distintos ámbitos. “Cada obra de RespirART nos permite conocer alguna de las formas con las que el asma y la poliposis nasal pueden afectar en el día a día de quienes las padecen, ya sea a nivel físico como psicológico o social; pero juntas adquieren una fuerza concienciadora que supera todas nuestras expectativas”. Y, en este sentido, añade: “La potencia de las obras es tal, que estamos convencidos que también nos permitirá acercar la realidad de las dos patologías a aquellos que toman decisiones de salud”.

El asma y la poliposis nasal en la vida diaria

El asma se estima que afecta a alrededor del 5% de la población adulta en España y cerca del 10% de los niños, siendo considerada la segunda enfermedad más prevalente en adolescentes después de la obesidad. Es una patología muy heterogénea que se caracteriza por una inflamación crónica de las vías respiratorias y que presenta sibilancias, falta de aliento, sensación de pesadez en el pecho y tos, entre otros síntomas. En condiciones normales, estos pueden interrumpir el sueño y las actividades diarias de los pacientes, incluyendo las escolares, laborales, sociales y deportivas. Este impacto aumenta en las formas más graves de la patología debido, principalmente, al alto riesgo de exacerbaciones, visitas a urgencias, hospitalizaciones e incluso la muerte.

A todo ello hay que sumar que el tratamiento habitual continuado del asma puede suponer una carga significativa para la vida diaria de los menores y de sus familiares.

En palabras de Mariano Pastor, presidente de FENAER: “El asma es una enfermedad infravalorada para la gran mayoría. De hecho, podemos decir que, hoy en día, solo aquellos que tienen a un paciente de asma entre sus familiares y amigos son conscientes de lo que realmente significa vivir con esta patología respiratoria crónica. ¡Y a veces ni tan solo ellos!”. Pastor lamenta que “esta situación no hace más que aumentar el estigma social que ya de por si sienten los pacientes debido tanto a los propios síntomas de la enfermedad como, sobre todo, a cómo afectan a su vida diaria”.

En el caso de la poliposis nasal, estudios epidemiológios europeos sitúan su prevalencia en 2-4%, siendo más común en hombres que en mujeres. Esta enfermedad inflamatoria del tracto respiratorio superior se caracteriza por la inflamación de la mucosa de las fosas nasales y los senos paranasales con pólipos bilaterales. Los pacientes con poliposis nasal presentan unos signos y síntomas de gran impacto en la vida diaria, como son: Obstrucción y congestión nasal, secreción nasal anterior y posterior persistente, deterioro del sentido del olfato, y dolor facial. De no controlarse adecuadamente, las personas con poliposis nasal pueden experimentar desde dificultar para respirar hasta emociones negativas o dificultades para dormir e interactuar social y profesionalmente, lo que supone una gran carga.

Según investigaciones recientes, ambas patologías pueden tener como origen una respuesta excesiva del sistema inmunitario ante alérgenos u otros factores desencadenantes: la inflamación tipo 2. Es por ello por lo que la coexistencia de estas dos patologías en un una misma persona no es casual, lo que puede aumentar considerablemente la carga de la enfermedad y hacer que su manejo sea más complejo. De hecho. el desconocimiento de la conexión que existe entre estas enfermedades dificulta, a menudo, su diagnóstico y abordaje adecuado y a tiempo.

La inflamación tipo 2 también puede juegar un papel determinante en otras enfermedades inflamatorias como la dermatitis atópica; así como en la esofagitis eosinofílica (EEo) o algunas alergias alimentarias.

RespirART toma el relevo de DAART

RespirART se lanzó a mediados del pasado 2021 tomando como referencia el éxito conseguido con DAART, una mirada a la Dermatitis Atópica grave; el anterior concurso de pintura organizado por Sanofi y Asociación de Afectados por la Dermatitis Atópica (AADA) antes de la pandemia para mostrar distintos aspectos de la vida de las personas con DA grave. En esta ocasión se ha invitado a los estudiantes de las Facultades de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de Sevilla (US) a plasmar la realidad del asma y/o la poliposis nasal.

Los participantes debían presentar una sola obra, original e inédita, sobre una de las dos patologías. El certamen ha recibido hasta 45 obras distintas de las cuales solo 3 podían ganar el primer premio, dotado con 4.000€, o uno de los dos accésits, de 1.500€ cada uno.

El jurado debía apreciar tanto la calidad técnica y conceptual de las obras presentadas como la capacidad de transmitir el impacto del asma o la poliposis nasal en el día a día de los pacientes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*